Con el boleto en sus manos

Los Yanquis se consolidan más en la punta de la División Este
Con el boleto en sus manos
Andruw Jones (centro) es felicitado por Robinson Canó (der.) y Nick Swisher, a quienes impulsó con un jonrón en el segundo inning.
Foto: AP

NUEVA YORK (AP).- CC Sabathia pintó de blanco a sus rivales hasta la séptima entrada durante su regreso tras permanecer en la lista de los lesionados, y los Yanquis doblegaron anoche por 6-1 a los Azulejos de Toronto.

El curazoleño Andruw Jones conectó un jonrón de tres carreras en los albores del encuentro para abrir el camino a la victoria de Sabathia (10-3), marginado desde el 24 de junio por un tirón en una ingle.

Sabathia anuló al bateo de Toronto, que careció del toletero dominicano José Bautista, colocado en la lista de inhabilitados de 15 días durante la jornada en un Yankee Stadium completamente lleno.

La buena noticia para Bautista y los Azulejos es que la lesión de muñeca que sufrió el lunes no es tan severa como se pensaba inicialmente.

Los Yanquis, primeros de la División Este y prácticamente con su pase hacia la postemporda en sus manos, no aflojaron el paso durante la ausencia de Sabathia.

En ese período, los Mulos tuvieron una foja de 12-6 mientras su as estaba entre algodones, y ampliaron a nueve juegos su ventaja en la división, la mejor que han tenido en lo que va de la temporada.

Sabathia ingresó a la lista de los lesionados el mismo día en que el zurdo Andy Pettitte se fracturó un tobillo. Pero Nueva York ha seguido luciendo.

El regreso exitoso de Sabathia eclipsó una salida alentadora de Brett Cecil (2-2), que subió al montículo con una efectividad de 6.75 en cinco aperturas en las Mayores este año.

El zurdo de 26 años, degradado a la Doble “A” al comienzo de la temporada, limitó a los poderosos Yanquis a seis innings y retiró a sus últimos ocho enemigos.

Ponchó a cinco bateadores y repartió un par de boletos.

El dominicano Robinson Canó extendió a 20 juegos su seguidilla pegando de hit, la mejor que ha tenido en su vida, al conectar un sencillo en la segunda entrada.

Nick Swisher recibió base por bolas y Jones sonó un leñazo por todo el jardín izquierdo, para su duodécimo jonrón de este su gran año.