No a presión sobre fallo Tribunal niega que presiones puedan influir su fallo sobre elección mexicana

'No tenemos preferencias por partidos, candidatos o colores'
No a presión sobre  fallo Tribunal niega que presiones puedan influir su fallo sobre elección mexicana
Miles marchaban el domingo en Monterrey (México) para protestar contra la 'imposición' de Enrique Peña Nieto como ganador.
Foto: EFE

MÉXICO, D. F. (EFE).— El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de México rechazó ayer un eventual cambio en sus fallos por presiones como las marchas registradas en los últimos días en las calles del país.

“Lo único que puede presionar al juzgador es lo que dice la Constitución y la ley”, dijo hoy el magistrado Pedro Esteban Penagos López, en declaraciones realizadas en el programa Justicia Electoral a la semana.

Según un comunicado emitido por el máximo organismo jurisdiccional en materia de comicios en México, el jurista recordó que el TEPJF “no tiene preferencias por partidos, candidatos o colores”.

Este órgano tiene hasta el 31 de agosto próximo para declarar válidas o no las elecciones presidenciales del 1 de julio pasado.

“Los colores de un juzgador, como los integrantes de la Sala Superior o del propio Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, son los colores de la Constitución y de la ley, no puede tener otros colores. Simple y sencillamente los colores del juzgador son ésos”, aseguró.

Ayer miles de personas participaron en Ciudad de México en una multitudinaria protesta encabezada por el movimiento estudiantil Yo soy 132, que irrumpió en la campaña previa a los comicios del 1 de julio a partir de protestas de universitarios contra el candidato presidencial del PRI, Peña Nieto.

Penagos declaró que los miembros del TEPJF también son “sujetos de responsabilidad” si no actúan conforme a Derecho, y por ello susceptibles de ser sometidos a “juicio de responsabilidad” o “juicio político”.

“Estamos conscientes de la responsabilidad que tenemos y habremos de cumplir en los términos que establece la Constitución y la Ley”, agregó Penagos, uno de los que decidirá la validez de la pasada elección, impugnada por el izquierdista Movimiento Progresista.

El candidato de esta coalición, Andrés Manuel López Obrador, recibió casi 15,9 millones de votos, por detrás de Peña Nieto, de la alianza del Partido Revolucionario Institucional (PRI) con el Verde Ecologista (PVEM), que obtuvo 19,2 millones de sufragios.

Respecto a los comicios, el alto tribunal detalló en la nota que su personal “está dedicado las 24 horas al estudio de los asuntos, por lo que todos los juicios de inconformidad relacionados con la elección presidencial deben quedar resueltos antes del 31 de agosto”.

Ello para que se haga la declaración de la elección presidencial antes del 6 de septiembre, cuando vence el plazo legal para anunciar oficialmente un ganador y entregarle su constancia como presidente electo.

En tanto, la Cámara de Diputados indicó hoy que recibió del Instituto Federal Electoral (IFE) las primeras constancias de mayoría y validez derivadas del proceso electoral del 1 de julio, el primer paso para que se configure el nuevo Congreso, que comenzará a trabajar el 1 de septiembre.

El secretario general de la Cámara baja, Fernando Serrano Migallón, dijo que esta semana se recibirán los documentos de 300 legisladores elegidos en cada distrito, y la próxima los de los 200 de representación proporcional, que se definen a partir de los votos obtenidos por cada partido.