Prometen que nadie nacerá con VIH

Durante la Conferencia Internacional del SIDA, expertos y políticos aseguran que pronto se dará al primera generación libre de SIDA.
Prometen que nadie nacerá con VIH
Anthony Fauci, director de los Centros Nacionales de Salud.
Foto: AP Photo / Carolyn Kaster

WASHINGTON, D.C.- “Ahora podemos visualizar a la primera generación libre de SIDA”. Esa fue la esperanza, entregada hoy, por el director de los Centros Nacionales de Salud (NIH), Anthony Fauci. Una, que fue acompañada con la promesa del gobierno para desarrollar un anteproyecto que ayude a concretar esta meta en un futuro cercano.

Frente a 25,000 investigadores, activistas, líderes políticos y de organizaciones no gubernamentales, Fauci pintó un panorama alentador respecto al control y sobrevida de una de las peores pandemias en la historia y que actualmente afecta a 1.1 millones de estadounidenses, portadores del virus HIV.

“Sabemos mucho de este virus hoy […] Su expectativa de vida ha pasado de 6 a 8 meses a un punto en que podemos decirle a un joven de 25 años que ha contraído HIV, que podría vivir 50 años”, aseguró.

“Necesitamos intervenciones biológicas y sociales unificadas para enfrentar la enfermedad [….] Necesitamos remover barreras como estigmas legales y políticos […] somos el grupo que abrirá las puertas a una generación libre de SIDA”, enfatizó Fauci.

A nivel político y científico este concepto se entiende como un futuro donde nadie nazca con VIH; que mientras las personas envejezcan tengan un menor riesgo de ser infectados y donde si el individuo que adquiera el virus, tenga acceso a tratamiento, que le mantendrá sano y evitará la transmisión a otros.

Si no es tratado, el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) causa un daño significativo al sistema inmunitario de la persona, lo que eventualmente desencadena el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). Éste implica la destrucción generalizada del sistema inmune, lo que expone al individuo a infecciones graves.

La secretaria de Eestado, Hillary Clinton, se unió a los pasos de Fauci y anunció que en el día mundial de SIDA, el 1 de diciembre de 2012, el gobierno develará un anteproyecto para cumplir con la meta de una generación libre de SIDA.

Asimismo, anunció nuevos fondos en diversos programas. Entre ellos $80 millones para apoyar iniciativas innovadoras que aseguren que mujeres embarazadas tengan el tratamiento necesario para ellas y sus familias y $40 millones para respaldar los planes de Sudáfrica, que proveerán circuncisiones voluntarias a 500,000 niños y hombres en 2013.

“Estoy aquí para dejar absolutamente claro que Estados Unidos está comprometido y permanecerá comprometido, en alcanzar una generación libre de SIDA. No vamos a retroceder. Lucharemos por los recursos necesarios para alcanzar esta histórica meta”, dijo Clinton.

A pesar del optimismo reinante, problemas de acceso a tratamiento y el crecimiento de nuevas infecciones en poblaciones minoritarias de Estados Unidos, como los hispanos, complica los esfuerzos y estrategias gubernamentales.

La combinación de población sin seguro médico, como los indocumentados, además de grupos afectados por discriminación en los mismos centros de salud, como la población transgénera hispana, dejan en evidencia los problemas del sistema actual.

Más información en la versión impresa de La Opinión.