California repleta de armas

Casi 750,000 rifles y pistolas se venderán este año en el estado
California repleta de armas
La venta de fusiles y revólveres de todos los calibres se ha disparado en todo el estado.
Foto: Archivo / La Opinión

SACRAMENTO.- El miedo y el terror que provocó la masacre en un cine en el estado de Colorado la semana pasada, y el cual dejó un saldo de 12 muertos y 58 heridos, disparó la venta de armas no sólo en el país sino también en California.

De acuerdo a los propietarios de armas el temor a que el gobierno federal dicte leyes más estrictas contra la posesión de armamento también ha sido un factor a favor del despunte en las ventas.

El Departamento de Justicia del Estado proyecta que este año en California se comprarán 725,000 armas, casi el doble de las 370,628 que se adquirieron hace cinco años.

“California continúa viendo un incremento a largo plazo en la compra de armas pero el número de ventas en los días recientes es consistente con las fluctuaciones históricas”, dijo Shum Preston, portavoz del Departamento de Justicia de California.

El Buró de Investigaciones de Colorado reportó que una semana después del dramático tiroteo hubo un incremento de 43.5% en el número de personas que solicitaron y a quienes se les aprobó la compra de un arma. Es decir que 2,887 personas compraron armas a raíz de la tragedia.

La tragedia en Colorado ocurrió el 20 de julio. El 21 de julio se vendieron en California 2,415 armas; el 22 de julio, 997; y el 23 de julio, 1,671.

“Después de lo de Colorado, la gente está asustada y salen a comprar armas porque piensan que podrán defenderse a sí mismos y a sus familias cuando es lo contrario. Por cada persona que usa un arma para protegerse, hay 22 suicidios, crímenes o accidentes”, dijo Amanda Wilcox quien a raíz del asesinato de su hija Laura de 19 años en un tiroteo en Nevada City en 2001, se convirtió en una activista contra las armas.

Wilcox, actualmente cabildera de la Campaña Brady para Prevenir la Violencia de las Armas en California, agregó que la gente no está consciente de que con las armas hay menos seguridad. “La venta de armas se alimenta con la paranoia que surge después de tragedias como la de Colorado o como cuando fue herida en Phoenix la congresista Gabriella Giffords en enero 2011”, indicó.

De acuerdo a la Campaña Brady para Prevenir la Violencia con las Armas, California tiene el mejor papel en el país en la adopción de leyes que hacen más difícil que los criminales tenga acceso a armas peligrosas. Incluso la mortalidad como producto de las armas de fuego ha bajado a 8.1% por cada 100,000 mientras que el resto de la nación tiene una tasa de 10.2%.

Desde principios de los 90s, California comenzó a promulgar leyes relacionadas con las armas: prohibió las armas de asalto, estableció la revisión de los antecedentes criminales como requisito para la compra, y se restringió la venta a personas culpables de delitos menores violentos.

Sin embargo, las estrictas leyes aprobados no han impedido que más de 6,000 personas sean baleadas en California cada año y casi la mitad mueran. Y según el Centro Nacional de Prevención y Control de Heridas (NCIPC), en promedio al año, en el país casi 100,000 personas mueren o son heridas por una arma: 31,593 fallecen y 66,769 sobreviven a las heridas causadas.

El senador demócrata de Los Ángeles, Kevin de León, autor del proyecto de ley SB1315 presentado a petición del jefe de la policía de Los Ángeles, Charlie Beck para proteger a los policías de las llamadas armas de imitación conocidas en inglés como “”bb guns” consideró alarmante la escalada en la venta de armas.

“La gran diferencia entre California y el resto del país particularmente los estados fronterizos es que nosotros prohibimos la venta de armas tipo militar. Y mientras que en Nevada se puede comprar una arma cuerno de chivo, en California no. Además hay una espera de diez días para aprobar la compra de una arma mientras se revisan los antecedentes criminales, problemas mentales o incidentes previos de violencia doméstica”, indicó.

De León dijo que se deben prohibir la venta de armas y municiones por Internet que fue el método a través del cual se hizo de las armas, el joven de 24 años, autor de la tragedia en Colorado. “Una ley no es la panacea pero sí ayuda a prevenir décadas de masacres”, subrayó De León.

Sam Paredes, director de la Asociación de Propietarios de Armas en California opinó que la gente quiere protegerse y prevenir tragedias como la de Colorado, por eso es que han corrido a comprar armas. “Si en ese cine en Aurora, Colorado hubiera habido alguien con una arma se hubiera podido prevenir esa tragedia”, consideró.

Hizo ver que el repunte en las ventas de armamentos tiene que ver con el temor a que el gobierno federal restrinja la venta de armas. “Eso no lo vamos a permitir y vamos a trabajar duro porque no pase porque en los estados donde hay más armas, el crimen es menor y donde hay más control como California, la violencia es mayor”, opinó.

La Asociación de Propietarios de Armas estima que hay entre 400 y 500 millones de armas en posesión privada en el país, de las cuales entre 40 y 50 millones están en California. La mitad de las familias tienen un arma en su poder. La Segunda Enmienda de la Constitución da a los estadounidenses el derecho a poseer armas de fuego.