PRI pide se indaguen registros de izquierda

Apunta a la posible comisión de faltas por parte de Andrés Manuel López Obrador
PRI pide se indaguen registros de izquierda
Los principales dirigentes del Partido Revolucionario Institucional participaban en una rueda de prensa en julio en Ciudad de México.
Foto: EFE

MÉXICO, D.F. (EFE).- El Partido Revolucionario Institucional (PRI) anunció ayer que pedirá a la Unidad de Fiscalización del órgano electoral mexicano que informe sobre “la posible comisión de faltas en perjuicio de la Hacienda pública” por parte del izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Los hechos tienen que ver con las cuentas de Honestidad Valiente y Austeridad Republicana -las asociaciones civiles que durante años apoyaron a López Obrador en sus giras y actos proselitistas antes de convertirse en candidato de la izquierda a la Presidencia-.

La petición la hará el Comité Ejecutivo Nacional del PRI a través de su representante ante el Instituto Federal Electoral (IFE), Sebastián Lerdo de Tejada, en fecha no detallada en el comunicado emitido por la formación política.

El PRI, cuyo candidato en las pasadas elecciones presidenciales, Enrique Peña Nieto, enfrenta una impugnación de los comicios lanzada por López Obrador por presunta compra de votos con fondos procedentes del lavado de dinero, recordó que “es obligación de toda autoridad informar a las autoridades hacendarias sobre cualquier posible defraudación al fisco”.

“Este instituto político celebra que las autoridades e instituciones competentes lleven a cabo su trabajo con imparcialidad y eficacia, sobre todo cuando lo hacen en atención a las denuncias interpuestas por los cauces legales por la ciudadanía”, señala el PRI.

Este partido dice que existe una “presunta triangulación de recursos y esquemas de simulación financiera por las asociaciones Honestidad Valiente y Austeridad Republicana” a la vista de “nuevas pruebas, datos duros e indicios” recabados por la agrupación política.

Asimismo alega “la probable defraudación fiscal, uso de recursos de procedencia ilícita y su encubrimiento en beneficio del candidato perdedor, Andrés Manuel López Obrador”.

Según los datos oficiales, en los comicios presidenciales del 1 de julio pasado Peña Nieto obtuvo 19.2 millones de votos (38.21 %), por delante del izquierdista López Obrador, con casi 15.9 millones (31.59 %).

La izquierda mexicana solicitó al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el máximo organismo jurisdiccional en materia de comicios en México, que declare inválidos los comicios por una presunta compra masiva de votos.