Censura India ataque a sijs

Su gobierno pide garantías para sus ciudadanos que viven en EEUU

NUEVA DELHI, India (EFE).- India ha pedido a Estados Unidos garantías de protección para sus ciudadanos en ese país tras el ataque perpetrado el domingo por un supremacista blanco que acabó con las vidas de seis personas en una gurudwara (templo sij).

La petición se produjo en el transcurso de una conversación que tuvo lugar el lunes entre el ministro indio de Exteriores, S. M. Krishna, y la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, según reveló ayer el primero a distintos medios del país asiático.

“El Gobierno de Obama tiene que garantizar a la comunidad india que vive en el país que va a estar segura y protegida. También he sugerido que los lugares de culto reciban plena protección”, aseguró el ministro indio de Exteriores, según la agencia india IANS.

“He visto que (Clinton) está más que dispuesta a hacerlo, y que se encuentra tan molesta (por lo sucedido) como cualquiera de nosotros en la India”, añadió.

La matanza, cometida por un hombre armado, ocurrió el domingo por la mañana en un templo sij de Oak Creek, en la región de Wisconsin (centronorte de EEUU) y las autoridades han señalado que investigan los hechos siguiendo una hipótesis de “terrorismo doméstico”.

En total murieron siete personas, incluido el agresor, y otras tres resultaron heridas de gravedad mientras que en algunos puntos de India se produjeron manifestaciones de condena y protesta a la espera de que sean repatriados los cadáveres de los fallecidos.

Al menos cuatro de los muertos son de nacionalidad india, el país donde los sijs -que suponen en torno al 2% de la población india- tienen sus principales centros sagrados.

En las últimas décadas, los seguidores de esta religión, a la que también pertenece el primer ministro indio, Manmohan Singh, han constituido comunidades pujantes en países como Estados Unidos y Canadá.