Bloomberg defiende a inmigrantes en visita a Chicago

El Alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, de visita en Chicago, dijo que quiere la reforma migratoria en el debate presidencial
Bloomberg defiende a inmigrantes en visita a Chicago
El Alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, de visita en Chicago.
Foto: EFE

Chicago.- El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, reclamó hoy la inclusión de la reforma migratoria en el debate presidencial, como uno de los temas más importantes para fomentar el crecimiento económico de Estados Unidos.

En el primero de dos foros empresariales programados para hoy en Chicago y Boston, Bloomberg defendió como esencial el papel de los inmigrantes, así como los trabajos y empresas que crean y dirigen en este país.

Junto a William Daley, exjefe de gabinete del presidente Barack Obama, el alcalde habló ante empresarios convocados por el Economic Club de Chicago y dijo que la apertura de las fronteras a quienes estén dispuestos a iniciar nuevas empresas y a crear empleos ayudaría a recuperar la economía de manera “rápida y sin costo”.

Según Bloomberg, la reforma migratoria es probablemente el tema pendiente más importante en EE.UU., pero ni el presidente demócrata Obama, o su desafiante republicano Mitt Romney, han presentado propuestas para solucionarlo.

“Este país no podrá mantener su liderazgo global sin una política migratoria, porque la competencia por el talento inmigrante con naciones como Singapur o Alemania es muy dura y las consecuencias de perder esa batalla serán muy grandes”, afirmó.

Daley a su vez señaló que los problemas migratorios “perjudican a nuestra economía, hacen peligrar la creación de empleos y arman a nuestros competidores con los mejores trabajadores del mundo”.

Bloomberg mencionó un estudio realizado por una organización de alcaldes y empresarios que él lidera, según el cual los inmigrantes crearon uno de cada cuatro negocios nuevos el año pasado, y además de contribuir con la productividad son generadores de empleo.

En las empresas que trabajan en ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas, un obrero nacido en el extranjero con un diploma avanzado obtenido en una universidad estadounidense crea, como promedio, 2,62 trabajos en este país.

Asimismo, el informe señala que históricamente más del 40 por ciento de las empresas Fortune 500 han sido fundadas por un inmigrante o el hijo de uno.

Según Bloomberg, que escogió Chicago y Boston para los foros porque son las ciudades donde los candidatos presidenciales tienen sus cuarteles generales de campaña, “tenemos que exigir que tanto Obama como Romney dejen solamente de hablar y comiencen a tratar el papel de los inmigrantes con la seriedad que se merece”.

En su opinión, “es imperdonable que demócratas y republicanos se nieguen a apoyar la reforma” y sugirió una plataforma de cuatro puntos para comenzar la discusión.

Primero el otorgamiento de residencia permanente a los estudiantes extranjeros que obtengan diplomas tecnológicos, “porque necesitamos a esos creadores de empleo, y que no se lleven a otros mercados la educación que obtuvieron aquí”.

Segundo, un incremento en el porcentaje de residencias otorgadas sobre la base de necesidades económicas, que actualmente es del 7 por ciento, y tercero que se cree una visa específica para empresarios.

Por último, la creación de un programa para trabajadores temporales muy necesarios en la agricultura e industrias de estación.

“Pero antes que nada necesitamos una reforma migratoria integral que ofrezca un camino a la ciudadanía a los 11 millones de indocumentados que ya están en nuestro país, para que nos ayuden a construir nuestra historia y economía”, dijo.

Según Bloomberg, “tenemos que seguir siendo una nación de inmigrantes para mantener nuestra grandeza. Hacer lo contrario sería traicionar no solamente nuestra herencia, sino nuestro futuro”.

Al final del día el alcalde se encontrará en Boston con Rupert Murdoch, director ejecutivo del conglomerado News Corporation, para una mesa redonda sobre el mismo tema organizado por el diario Wall Street Journal.

El republicano Murdoch se manifestó antes de la reunión a favor de superar “la política y nociones anticuadas sobre inmigración” para poder atraer y retener al mejor talento en EE.UU.

“Somos una gran nación construida con el trabajo duro de los inmigrantes, y nuestra prosperidad económica dependerá de que podamos competir en el mercado global”, afirmó Murdoch, quien nació en Australia.