Desalojan por fuego en Idaho

La pobre visibilidad inquieta a los jefes de bomberos
Desalojan por fuego en Idaho
Detalles de un incendio forestal en Hansen, Idaho, donde se dio la orden de evacuar aproximadamente 350 casas.
Foto: AP

SEATTLE, Washington.- Tormentas y relámpagos amenazaban los planes de funcionarios del Departamento de Bomberos para contener un incendio forestal de gran tamaño en el centro del estado de Washington, mientras cientos de residentes de la zona y de California regresaban para enterarse si su vivienda de había salvado del fuego.

En Idaho, las autoridades emitieron ayer una orden obligatoria de desalojo de aproximadamente 350 casas en el área alrededor de Featherville debido a humo denso. Ese poblado y la comunidad de Pine, ambos refugios vacacionales en las montañas ubicados 169 kilómetros (105 millas) al noreste de Boise, se encontraban ayer en el trayecto de un incendio forestal de 336 kilómetros cuadrados (130 millas cuadradas) que ha estado vivo durante dos semanas.

A los jefes de bomberos les preocupaba que la pobre visibilidad pudiera obstaculizar el proceso de desalojo, dijo David Eaker, vocero del Departamento. El humo además impidió la llegada al lugar de bomberos con retardadores de fuego y la realización de vuelos de reconocimiento para ubicar los límites del incendio.

“Es un incendio muy activo, muy peligroso”, dijo Steve Till, oficial de información de los bomberos. Las cuadrillas “estaban preparadas para ello, pero probablemente es mucho mejor que los civiles no estén aquí”, señaló.

El incendio de Trinity Ridge creció por la noche del viernes 39 kilómetros cuadrados (15 millas cuadradas). Las altas temperaturas combinadas con baja humedad y dificultades de terreno complicaron más el trabajo de los mil 82 bomberos asignados a la conflagración.

La vocera Lisa Machnik dijo ayer que tres bomberos sufrieron lesiones de tobillo y rodilla debido al terreno escarpado.

Hacia el oeste, muchos residentes en el estado de Washington estaban regresando a las zonas sur y este del incendio de 90 kilómetros cuadrados (35 millas cuadradas) cerca del poblado de Cle Elum en Cascade Range, aproximadamente 120 kilómetros (75 millas) al este de Seattle. Ese incendio estuvo fuera de control durante la mayor parte de la semana y destruyó 70 propiedades residenciales y otras 210 estructuras en la parte este de las Cascades.

“La gente está encontrando un poco de todo. Algunas casa resultaron dañadas, algunas casas fueron destruidas y algunas casas ni siquiera fueron alcanzadas”, dijo la mañana de ayer sábado Fred Slyfield, especialistas en manejo de emergencias del condado de Kittitas, Washington.

Cera de mil bomberos y otro personal, más ocho helicópteros, aún estaban construyendo una línea alrededor del fuego, el cual inició el lunes en un proyecto de construcción de un puente y se extendió violentamente a través de pasto seco, arbustos y árboles. Más de 400 personas huyeron de sus casas. Aproximadamente 30 personas se encuentran en albergues locales, señaló Slyfield.

Bomberos en California lograron avances en algunos de los casi 12 incendios forestales en todo el estado. Se permitió el regreso de aproximadamente 400 residentes a sus casas en un área rural del condado de San Diego en la región sur del estado.