Prevén escasa participación

A diferencia del 2008, los jóvenes no están motivados para salir a votar

Prevén escasa participación
Muchos jóvenes se han unido en causas en favor de los inmigrantes y contra políticos que apoyan las deportaciones.
Foto: EFE / Archivo

WASHINGTON, D.C.- En 2008 fueron una ola de aire fresco. Una que benefició al entonces candidato demócrata, Barack Obama. Pero ahora, luego de casi cuatro años tratando de lidiar con los efectos de la recesión económica, los vientos han cambiado, en el ánimo de los jóvenes votantes.

Obama obtuvo el 66% del voto entre personas de 18 y 29 años en 2008, versus un 31% que entregó su preferencia a John McCain. En total, 22 millones de jóvenes fueron a las urnas, 2 millones más que en 2004. Un 62% de ellos era caucásico, un 18% afroamericano y un 14% hispano.

Pero, ahora, la mayoría de los expertos coincide en que el ánimo de este grupo y su intención de participar en las elecciones es diferente. ¿La razón? la economía. A nivel nacional 4.1 millones de jóvenes están desempleados

Mientras el promedio general está bordeando el 8%, para los hombres menores de 25 años, la cifra llegó a 17.9% en julio pasado y para las mujeres, se situó en 16.2%. Entre los jóvenes hispanos, en particular, la estadística alcanzó el 18.5%.

Una encuesta de Gallup realizada en julio, mostró que un 58% de las personas entre 18 y 29 años planeada votar en noviembre, el índice más bajo en comparación con otros grupos demográficos.

“Este año cuando vemos las encuestas, observamos que el apoyo hacia Obama entre los jóvenes es muy volátil. Algunas veces está en el rango del 40% y otras llega tan alto como al 60%. Es difícil de medir, pero lo que sí está más claro, es que no vemos mucho apoyo para el candidato republicano Mitt Romney”, explicó el reconocido encuestador John Zogby.

“Vemos una gran cantidad de indecisos entre los votantes jóvenes y cuando incluimos al candidato libertario -Gary Johnson- él obtiene cerca del 10% de este grupo. Pienso que probablemente lo que veremos en noviembre, es un nivel de participación más bajo. Esto no es bueno para Obama y está muy relacionado con la economía”, agregó.

El reconocido analista político Larry Sabato, coincide con esta opinión. “El entusiasmo por Obama en los electores jóvenes, simplemente no está presente ahora. Esto en parte se debe al panorama en empleos y también porque él ya dejó de ser el ‘joven nuevo en el vecindario'”, dijo.

“Mi percepción es que, a pesar de esto, Obama todavía ganará entre los votos de este grupo, pero no en el margen que vimos en 2008. Su apoyo bajará unos cuantos puntos y la participación de este bloque, en general, será más baja”, comentó.

Las campañas, sin embargo, no se han dado por vencidas, a la hora de perseguir este bloque de votantes. Twitter, facebook, correos electrónicos, mensajes de texto, son parte de las herramientas que ambos bandos utilizan, para llegar a los jóvenes. En especial, los mensajes de texto han mostrado ser particularmente útiles a la hora de comunicarse con los hispanos.

Estrategas políticos insisten en que el uso de estas herramientas, para alcanzar segmentos del público muy particulares, ha sido uno de los mayores avances en este ciclo electoral. Pero encuestadores como Zogby insisten en que sin importar la herramienta, a la hora del voto, son otras las prioridades.

“Estas estrategias son útiles, pero si no les gusta el mensaje o el mensajero, no hay nada que hacer”, resaltó.

Los intentos de ambos candidatos se están empezando a centrar en este segmento de la poblacique sin duda se ha visto afectado, como ninguno, por la crisis económica.

La próxima semana, mientras los republicanos estarán en su convención en Tampa, Florida, el Presidente Barack Obama, realizará un esfuerzo especial para reencantar a los jóvenes.

El mandatario realizará eventos de campaña en tres centros universitarios en estados claves para la elección: Colorado, iowa y Virginia.

Romney por su parte, ya ha efectuado un extenso tour por diversas universidades enfatizando problemas como el alto costo de la educación y la necesidad de mejorar el acceso a estudios post secundarios.