‘Agentes de EEUU no han declarado’

Fiscalía confirma que agentes de EEUU dejaron México sin prestar declaración

Guía de Regalos

‘Agentes de EEUU no han declarado’
Personal militar custodia el vehículo de la embajada de Estados Unidos en México, después de que fuera atacado.
Foto: AP

MÉXICO, D. F..— La Fiscalía mexicana confirmó ayer que dos diplomáticos estadounidenses heridos el pasado 24 de agosto, presuntamente por policías federales en el estado de Morelos, abandonaron este país sin prestar declaración ante las autoridades que investigan el caso.

“Primero tienen que estar en condiciones adecuadas para poderlo hacer. Se hará en su momento, una vez estén las condiciones para ello”, dijo a la prensa la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Marisela Morales, quien reiteró que tienen “la plena colaboración del Gobierno de EEUU para hacerlo”.

“Ante todo, primero está la seguridad de las personas” y “su estado de salud”, dijo Morales, quien destacó que en estos casos se privilegia que “estén a salvo” y sean “atendidos en el lugar donde ellos consideren que es lo más seguro para poder restablecerse de las lesiones que sufrieron”.

“Eso para nosotros es vital”, aseguró la funcionaria, al reiterar que la colaboración en el caso con EEUU es “efectiva y completa” y por ello se les puede “tomar la declaración en otro momento”.

Sobre los detalles del incidente, Morales prefirió “por el momento” no contestar a si los autores del ataque eran policías federales “para no entorpecer las investigaciones”.

“Será con pruebas científicas con las que vamos a determinar este caso tan delicado”, indicó.

Respecto a la versión del Gobierno de EEUU de que el ataque fue una “emboscada”, Morales evitó también hacer valoraciones y dijo que “hay varias líneas de investigación” en torno al ataque, ninguna por el momento concluyente.

Admitió que es necesario “que no haya lugar a dudas” en cuanto a esclarecer lo que sucedió en Tres Marías, municipio del central estado de Morelos, y señaló que “se va a hacer incluso una ampliación de la inspección en el lugar de los hechos” para llegar a una “determinación científica” de lo ocurrido.

El pasado viernes dos funcionarios de la embajada de Estados Unidos expertos en seguridad resultaron heridos al ser tiroteados por policías federales mexicanos cuando viajaban en un vehículo blindado y con placas diplomáticas por una carretera de Morelos.

La camioneta, en la que también viajaba un oficial de la Secretaría de Marina mexicana, recibió unos 40 disparos de los agentes en un confuso incidente por el cual 12 miembros de la Policía Federal (PF) están bajo arresto preventivo.

Ayer el presidente de México, Felipe Calderón, lamentó los hechos ante el embajador de EEUU en el país, Anthony Wayne, y prometió que habrá una investigación “a fondo” y rigurosa de lo ocurrido.

Ninguna autoridad mexicana ha revelado hasta ahora la identidad de los dos agentes estadounidenses heridos, que medios locales identificaron como Chess Honns Garner y Stan Dove Boss.

El diario The New York Times ha señalado que ambos pertenecían a la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA).