‘Isaac’ entra por el sureste de Luisiana

Evacuan a miles; Misisipi y Nueva Orleans están en máxima alerta
‘Isaac’ entra por el  sureste de Luisiana
Las fuertes olas sobre el puente en Navarre Beach, en Florida, crecían conforme Isaac se acercaba a la Costa del Golfo,
Foto: :AP

MIAMI, Florida-El huracán Isaac tocó tierra anoche en el sureste de Luisiana, como meteoro de categoría uno en la escala de Saffir-Simpson, equivalente a vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora.

Miles de residentes de áreas bajas del sur de Luisiana y de Misisipi fueron evacuados por orden gubernamental durante los últimos dos días, aunque los residentes de Nueva Orleans no están obligados a salir de la ciudad.

Sin embargo, la mayoría de habitantes de la costa, que han atestiguado múltiples huracanes, decidieron desalojar y trasladarse a sitios más seguros como Baton Rouge, capital estatal de Luisiana.

Las autoridades advirtieron que Nueva Orleans deberá soportar fuertes vientos e intensas lluvias por unas 24 horas, ante el lento movimiento que registra Isaac, que arriba a esa ciudad justo al cumplirse este miércoles siete años del paso del huracán Katrina.

El aeropuerto de Nueva Orleans permanecio cerrado ayer martesmartes, por lo que la llegada y salida de turistas quedó suspendida, así como toda actividad comercial.

Más de 180 mil hogares y oficinas se encontraban sin electricidad en el sur de Luisiana a las 19:00 horas de este martes (01:00 GMT del miércoles) por los efectos de los fuertes vientos en las líneas y postes de electricidad, informó la compañía Entergy en su sitio de Internet.

El alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu, utilizó la red social Twitter para reafirmar a los residentes de la ciudad su advertencia de acatar las disposiciones de seguridad de las autoridades.

“Tenemos más de dos mil 900 agentes a disposición de la ciudad y más de mil soldados de la Guardia nacional en la ciudad en este momento”, señalo el alcalde, buscando tranquilizar a los habitantes.

“Estos agentes de la ley van a ayudar, tanto con la tormenta como con la búsqueda, rescate y recuperación”, indicó.

“Estamos en el corazón de esta pelea. Estamos en la primera fase y estamos utilizando esta fase para asegurarles que la ciudad está segura”, dijo.

En su faceta como tormenta tropical, “Isaac” dejó 5 muertos y 20,000 desplazados en República Dominicana, 24 fallecidos y 3 desaparecidos en Haití, y 25,000 evacuados en el noreste de Cuba, antes de pasar por el sur de los cayos de Florida y adentrarse en las cálidas aguas del golfo de México, donde redujo bastante su velocidad.

Desde el lunes ha estado recorriendo lentamente ese golfo de norte a sur hasta acercarse a la costa de Luisiana y Misisipi.

En ese lento recorrido le ha dado tiempo a ganar fuerza, gracias a las altas temperaturas del agua, hasta alcanzar los 120 kilómetros por hora, y ha obligado a la evacuación de más de la mitad de las plataformas petrolíferas del golfo, lo que puede afectar al precio del combustible.

Esto agravaría el encarecimiento que medios locales están empezando a reportar en las áreas bajo alerta, donde todo el mundo quiere tener llenos los depósitos de sus vehículos y generadores antes de que llegue “Isaac”.

El propio presidente estadounidense, Barack Obama, pidió desde la Casa Blanca a la población del área seguir las instrucciones de los funcionarios, evacuando si es necesario- “Estamos tratando con una gran y peligrosa tormenta, no es momento de tentar al destino”, dijo. Las autoridades de Nueva Orleans confían en sus reforzado sistema eléctrico y de diques, aunque temen por quienes no viven bajo la protección de este tipo de barreras. “Ahora tenemos una inversión de $10,000 millones en un sistema de diques para un huracán de categoría 3”, explicó Landrieu.