México e Interpol buscan a exgobernador de Tamaulipas acusado de narcotráfico

Guía de Regalos

México (EFE).- La justicia mexicana está buscando al exgobernador del estado de Tamaulipas Tomás Yarrington con el apoyo de la Organización Internacional de la Policía Criminal (Interpol), informó hoy la fiscal general, Marisela Morales.

Hasta ahora “no tenemos información en dónde pudiera estar, pero la orden (de arresto por narcotráfico) ya está vigente”, explicó la titular de la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) a la prensa.

Medios mexicanos informan hoy de que un juez federal con sede en el estado de Jalisco, oeste del país, ordenó la detención de Yarrington, lo que confirmó Morales.

Morales sostuvo los cargos contra el exgobernador (1999-2004) son “por delitos contra la salud (narcotráfico) en la modalidad de fomento” del tráfico y consumo de drogas.

Detalló que las pruebas recabadas por la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) se obtuvieron en México, pero también en EE.UU. y son suficientes para “ejercer la acción penal”.

Tras señalar que en torno al caso hay “intercambio de información con diversas instituciones, tanto en México como en el extranjero, en EE.UU.”, la fiscal indicó que su país ha pedido a la Interpol el arresto de Yarrington, quien hasta mayo pasado fue militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El PRI suspendió los derechos de Yarrington como militante de la formación política hasta que se definiera su situación legal, tras exhortarle a cooperar “plenamente con las autoridades competentes a fin de que se esclarezcan los hechos que se imputan”.

La Justicia estadounidense presentó el pasado 22 de mayo en San Antonio y Corpus Christi (Texas) dos demandas de confiscación de bienes, supuestamente de Yarrington, al señalarle como partícipe de una red de lavado de dinero que supuestamente compró en 2006 inmuebles a través de terceras personas en EE.UU..

Tras aquella acción legal, medios mexicanos señalaron que los fondos ilícitos para tales operaciones pudieron haber procedido del cártel del Golfo.

La orden de arresto de Yarrington es la primera que se lanza en México contra un exmandatario estatal desde que el 6 de abril de 1999 la PGR pidió la captura del exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid, también por delitos de narcotráfico.

Detenido en 2001, Villanueva fue extraditado en mayo de 2010 a EE.UU. para enfrentar cargos por esos delitos en el vecino país, que consideraba al político mexicano “una pieza clave del comercio internacional de narcóticos ilícitos”.