Sheriff no cambia política de decomiso Sheriff no cambia política de decomiso

Desde 2007, la oficina del Sheriff ha confiscado más de 136,000 coches, de los cuales una cifra no especificada es por manejar sin una licencia emitida por el estado de California.

Sheriff  no cambia política de decomiso Sheriff  no cambia política de decomiso
Los choferes que no tienen licencia por su condición migratoria, siguen enfrentando las incautaciones de autos del LASD por 30 días
Foto: AP

“Jimena” lloró cuando un agente del Sheriff en Palmdale le dijo que confiscaría su coche por manejar sin licencia. La joven indocumentada, que de camino a la universidad cometió una violación menor a la ley de tránsito, pagó más de $1,000 para recuperarlo y aún debe acudir a una audiencia judicial.

“Si ellos estuvieran en nuestra posición pensarían diferente”, expresa la joven que prefiere ocultar su identidad.

Otro caso: al esposo de la señora “Carmina” le decomisaron el vehículo mientras dejaba a su hijo en una escuela elemental de Norwalk. El agente del Sheriff argumentó que éste obstruía la circulación vial y no consideró válida una licencia expirada del estado de Oregón que le mostró.

Para esta familia el castigo costó $1,300. “No podemos dejar de ir a trabajar o de llevar a nuestros hijos a la escuela por no manejar”, reclama la señora “Carmina”, también indocumentada.

Los choferes sin licencia por su condición migratoria que circulan por las 3,171 millas cuadradas de este condado que patrullan los agentes del Sheriff (LASD) siguen enfrentando las incautaciones de autos por 30 días, a diferencia del cambio de política que desde abril implementa la Policía angelina (LAPD).

Sólo evitan esta acción en los retenes de sobriedad, por una ley estatal que entró en vigor en enero.

Y Lee Baca, jefe del LASD, no tiene intensiones de que sus 10,000 elementos sigan los pasos del LAPD. Desde 2007, la corporación ha confiscado más de 136,000 coches, de los cuales una cifra no especificada es por manejar sin una licencia emitida por el estado de California.

“Por supuesto que cuesta mucho recuperar un coche [decomisado], lo cual para mí obviamente es injusto”, dijo Baca en una entrevista con La Opinión. “Pero lo que sea que haga el LAPD es su negocio, nosotros no estamos buscando ese tipo de oportunidades, no queremos enfocarnos en conductores que cumplen con ciertas descripciones étnicas o de raza”, argumentó.

La política de decomisos del Sheriff está ahora en la mira del Gremio Nacional de Abogados (NLG) y la Coalición de Inmigración del Sur de California (SCIC), ambos grupos detrás de la redacción de la Orden Especial 7, los cambios en el protocolo del LAPD, ahora modelo para otras agencias.

Como parte de esta campaña realizarán dos clínicas legales los días 13 y 20 de septiembre, de 5 a 7 pm, en el UCLA Downtown Labor Center (675 Parkview Street, Los Ángeles, 90057) para asistir a las personas cuyos vehículos han sido incautados por el Sheriff y por otras corporaciones policiacas.

“Le hemos pedido a la gente que evite las áreas que patrulla el Sheriff, el problema es que muchos no tienen opciones porque viven en esas comunidades”, dijo Cynthia Anderson-Barker, abogada del NLG.

El Sheriff, en efecto, tiene jurisdicción en la mayor parte del territorio del condado de Los Ángeles, vigilando 175 comunidades, incluidas 42 ciudades, como Bellflower, Carson, Compton, Pico Rivera, Malibu, Paramount, South El Monte, entre otras. Ahí viven más de 3 millones de personas.

La Coalición de Inmigración del Sur de California afirma que los agentes del Sheriff están siguiendo estereotipos raciales para detectar a los automovilistas sin licencia y confiscar sus vehículos, y que están realizando operativos frente a escuelas, como fue el caso del esposo de la señora “Carmina”.

“Mucha gente dice que los agentes del Sheriff son abusivos, que se basan en la raza”, señaló Natividad Carrera, representante de SCIC y quien ha participado en diez clínicas legales.

Pero Baca, quien se ha pronunciado a favor de otorgar licencias de manejo a los indocumentados, asegura que es consciente de la “penalización de los pobres”, citando el caso de una persona de bajos recursos cuyo coche es decomisado por no tener un seguro automotriz, ni poder pagar una multa.

“Para mí, en orden de cualquiera de nuestras acciones de aplicación de la ley, tú debes cometer una violación seria y, por supuesto, lo es manejar sin licencia”, comentó el jefe del Sheriff.