Celebran los salvadoreños en LA

Es ya una tradición cada septiembre: el Desfile de Independencia Salvadoreño en Los Ángeles que el domingo pintó de blanco y azul el bulevar Santa Monica en Hollywood.
Celebran los salvadoreños en LA
Dos danzantes recrean el folklore salvadoreño como parte del desfile anual por la independencia del país centroamericano, realizado ayer en Hollywood.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Caballos, reinas de belleza locales, exmilitares salvadoreños residentes en Los Ángeles, bailarinas, música y hasta un lagarto sobre una motocicleta fueron las atracciones principales ayer del décimocuarto Desfile de Independencia Salvadoreño en Los Ángeles.

Como ya es costumbre, el desfile inició con una avioneta que por más de media hora sobrevoló el área del este de Hollywood, cargando una gigantesca bandera salvadoreña visible a varias millas de distancia, principalmente desde la autopista conocida como Hollywood Freeway.

“Yo he venido todos los años a ver el desfile, desde el primer año, y cada año está más bonito. Ahora hay más carrozas, más personas invitadas… cada año es mejor que al anterior”, dijo Olga Quintanilla, originaria del departamento de Ahuachapán, y quien vive a un par de cuadras de la ruta del desfile sobre el bulevar Santa Monica.

El desfile inició con un ceremonia, en donde se reconocieron a los “orgullos salvadoreños” -entre ellos la alcaldesa de Antiguo Cuscatlán Milagro Nava-, se nombró al alcalde de San Salvador, Norman Quijano, como el gran mariscal, y se presentaron a invitados especiales como los alcaldes de Apopa, Elías Hernández, y de San Martín, Víctor Manuel Rivera.

En el desfile también estuvieron presentes representantes de las comunidades guatemaltecas y ecuatorianas, así como diferentes organizaciones salvadoreñas como El Pescador y la Organización Internacional de Mujeres Salvadoreñas (AIMSA).

A Carolina Orantes, madre de tres pequeños y originaria de Sonsonate, lo que más le gusta es la contagiosa alegría de los participantes y la música que la hace recordar buenos tiempos en El Salvador.

“La última vez que fui a El Salvador fue hace como tres años. No podemos ir muy seguido porque son cinco pasajes [aéreos] y es mucho dinero. Y como no podemos ir allá, la mejor forma de recordar nuestras tradiciones y que los niños vayan aprendiendo que la independencia es el 15 de septiembre”, dijo Orantes.

Oscar Gil, uno de los directores del Desfile de Independencia Salvadoreño (DEFISAL), estuvo pendiente de todos los pormenores durante el evento para asegurar que los participantes y las carrozas fluyeran como estaba previsto.

“Este evento es para todos los salvadoreños, queremos que se sientan orgullosos de su país, queremos resaltar los colores azul y blanco y demostrar que somos personas trabajadoras, respetuosos y que no nos olvidamos de nuestros símbolos patrios”, dijo Gil a La Opinión, unos días antes del evento.

En el desfile también estuvieron presentes pequeños negocios como el Restaurante El Barón, que tiene tres sucursales y que es muy conocido por mantener viva la música salvadoreña, y Jennifer International, la empresa que se encarga de promover la belleza de las jóvenes salvadoreñas con el evento Miss El Salvador USA.

Tampoco podía faltar al evento una representación del Corredor Salvadoreño, que fue reconocido recientemente por el ayuntamiento de Los Ángeles, y que se ubica sobre el bulevar Vermont, al norte de la autopista 10.

Unos 50 hinchas de La Selecta, le pusieron el toque de amor al desfile con sus tambores y cantos en apoyo al equipo de fútbol que pronto cumplirá 30 años desde la última participación en una copa mundialista.

“Como no te voy a querer”, era una de las muchas canciones que cantaba el grupo de aficionados que vestían la playera de La Selecta y ondeaban banderas blancas y azules.

El desfile terminó con un festival en los alrededores de Los Angeles City College -bulevar Santa Mónica y Vermont- que se extendió el resto del día.

Alrededor de la web