Glosario para comprar casa

Glosario para comprar casa
Seguro hipotecario privado.
Foto: Photos.com

El proceso de comprar casa es menos complicado de lo que parece a primera vista, pero sí tiene una serie de términos, palabras y frases particulares que sería bueno que conozcas para que no te sorprendas cuando el agente de bienes raíces, el banco o el abogado a cargo del proceso te hablen de eso:

Cargos por iniciación del préstamo: los cobra el prestamista por procesar el préstamo y generalmente se expresan en forma de un porcentaje del monto del préstamo.

Costos de operación, liquidación o de cierre: pueden incluir cargos de solicitud, investigación de escrituras, resumen de escrituras, seguro de escrituras, cargos por agrimensura de propiedad, cargos de preparación de escrituras, hipotecas y documentos de liquidación, honorarios de abogados, cargos de registro y notario y valuación e informe de crédito. Según la Ley de Procedimientos de Liquidación de Bienes Raíces (RESPA), al momento o dentro de tres días después de presentar su solicitud el deudor debe recibir una cotización de buena fe que contenga los posibles costos de cierre representados por un monto o la escala de cada uno.

Hipoteca: es el documento que firma el prestatario al originar un préstamo para la vivienda y que le otorga al prestamista el derecho de tomar posesión de la propiedad si el deudor no termina de pagar el préstamo.

Institución de ahorros y préstamos: es el término general con el que se denomina a instituciones financieras de ahorro y asociaciones de ahorros y préstamos.

Préstamos de tasa ajustable o variable: generalmente se ofrecen con una tasa de interés inicial más baja que los préstamos de tasa fija. La tasa de interés fluctúa durante el plazo de amortización del préstamo basado en las condiciones del mercado pero el contrato del préstamo generalmente fija tasas mínimas y máximas. Cuando las tasas de interés suben, generalmente también suben los pagos mensuales. Y cuando bajan las tasas de interés, posiblemente bajen los pagos.

Préstamos de tasa fija: tienen generalmente períodos de amortización de 15, 20 ó 30 años. Tanto la tasa de interés como la cuota mensual de capital e interés permanecen fijas durante la duración del préstamo.

Puntos: son cargos que se le pagan al prestamista por el préstamo. Un punto equivale al uno por ciento del monto del préstamo. Generalmente se pagan en efectivo al cerrar el trato y en ciertos casos el monto de los puntos se puede incluir en el préstamo, aunque de esta forma aumentan la cantidad del préstamo y el costo total.

Seguro hipotecario privado (PMI): protege al prestamista contra pérdidas debido a morosidad por parte del deudor. Generalmente se requiere cuando el pago inicial es menos que el 20% del precio de venta o cuando el monto de refinanciamiento es superior al 80% del valor de la valuación.

Tasa de interés: es el costo del préstamo expresado en forma de una tasa porcentual. Las tasas de interés pueden cambiar según las condiciones del mercado. La tasa de interés anual o APR es el costo del crédito expresado como una tasa porcentual anual e incluye la tasa de interés, puntos, costos del corredor y otros cargos del crédito que debe pagar el deudor.