Se multiplican los rostros hispanos en Charlotte

Cerca de 800 delegados latinos de un total de 6,000 participarán del evento político

Jim Messina, director de campaña de Obama, da un vistazo a los trabajos en el Time Warner Arena.
Jim Messina, director de campaña de Obama, da un vistazo a los trabajos en el Time Warner Arena.
Foto: AP

CHARLOTTE, Carolina del Norte.-La Convención Nacional Demócrata (DNC) no sólo contará por primera vez con un latino como orador principal con Julián Castro, el alcalde de San Antonio, sino que tendrá la mayor participación de delegados hispanos en toda su historia.

Cerca de 780 de los 6 mil delegados demócratas son de origen latino.”Esta convención va a tener un rostro étnico que refleja a los Estados Unidos”, dijo José Parra, vocero del Comité del DNC.

La presencia de los hispanos no sólo se extiende a los delegados sino también al equipo de voluntarios que integran el comité que opera toda la logística del evento, que se estima atraerá a más de 50 mil personas a la Ciudad Reina. “Los latinos aquí no son simplemente un adorno simbólico, son parte del tejido integral de la convención”, agregó Parra.

Su comentario es en referencia a la participación que tuvieron figuras políticas como el senador republicano de Florida, Marco Rubio, y la gobernadora de Nuevo México, Susana Martínez, en la Convención Nacional Republicana en Tampa, Florida.

Varios latinos han sido partícipes también en la redacción de la plataforma del Partido Demócrata, dijo Parra.

De acuerdo al Comité Nacional Demócrata más del 40 por ciento de los delegados son minorías raciales, más de la mitad son mujeres, un 27 por ciento son afroamericanos y un 13 por ciento latinos.

El porcentaje aumentó en comparación con la DNC que se celebró en el 2008, donde participó un 11 por ciento de hispanos.

René Aguilera, delegado de California, dijo que la diferencia se hizo notar de inmediato durante una reunión del causcus hispano ayer, donde había “cerca de 700”. “Es en los estados más competitivos donde estamos tratando de concentrar la lucha”, dijo Aguilera. “De aquí nos regresamos a nuestra comunidades motivados para movilizar el voto latino”, aseguró.

Pese al entusiasmo de Aguilera, reconoció que sentía que el Partido Demócrata estaba dando por sentado el voto de los hispanos y estaba descontento con el desempeño del presidente BarackObama durante su primera gestión. “Necesitamos que preste más atención a nuestros asuntos, necesitamos una reforma migratoria, y necesitamos empleos”, dijo Aguilera.

“Los latinos están motivados por la atmósfera de inclusión que nació en el 2008”, dijo Rubén Gallego, representante estatal y delegado de Arizona, un estado que tradicionalmente le ha otorgado el triunfo a los republicanos.

Gallego confirmó que había leído la plataforma del Partido Demócrata y que esta incluía componentes como una reforma migratoria y el DREAM Act, una propuesta que permitiría la legalización de millones de jóvenes sin documentos.

Jim Messina, director de la campaña de Obama, subrayó que desde el principio de su mandato el presidente ha tenido a la comunidad latina presente, cuenta en su Gobierno con hispanos como la secretaria del Trabajo, Hilda Solís, y nominó como magistrada de la Corte Suprema a Sonia Sotomayor.

Messina advirtió que el candidato presidencial republicano, Mitt Romney, “va a revertir” avances de este Gobierno como la reforma sanitaria “que ha beneficiado a miles de hispanos”.

Por eso pidió a la comunidad hispana “hacer todo lo posible para no permitir que eso pase”, indicó.

Esta convención también ha atraído la presencia de soñadores o “dreamers” como se autodenominan los estudiantes que calificarían para esta ley al pendiente del impacto que tendrá el amparo de la deportación que ofreció el presidente Obama.

Así como también de una “delegación de indocumentados” que atravesó 10 estados en un autobús bautizado como “UndocuBus” para pedir un alto a las deportaciones de inmigrantes que ha encabezado la administración de Obama.