Denuncian separación familiar en convención

Madre e hija se dejan arrestar para crear conciencia de lo que viven muchos inmigrantes

Guía de Regalos

Denuncian separación familiar en convención
Gloria y Kitzia cuando se dirigían a los presentes tras ser liberadas ayer.
Foto: Valeria Fernández / Enviada Especial

CHARLOTTE, Carolina del Norte .- Gloria y Kitzia Esteva se arriesgaron a ser deportadas después de un acto de desobediencia civil el martes cerca de la Convención Nacional Demócrata (DNC) junto a otros ocho inmigrantes indocumentados.

Madre e hija querían dar a conocer la situación que viven miles de familias indocumentadas en los Estados Unidos que enfrentan el constante riesgo de una deportación tras tener un encuentro con la policía cuando salen a la calle.

Ambas inmigrantes salieron en libertad junto al resto del grupo el miércoles hacia las 5 de la mañana, después de ser arrestadas por bloquear la intersección de la Calle College y la Calle Quinta.”No nos dejaron otra salida”, dijo Gloria Esteva, de 58 años.”El presidente Obama sigue diciendo que no está separando a nuestras familias y nosotros desde que venimos en el bus durante todo el trayecto hemos visto familias que han sido separadas”.

Gloria y su hija, quienes residen San Francisco, participaron de las protestas como viajeras del “UndocuBus”, un autobús con 30 inmigrantes indocumentados que atravesó 10 estados para denunciar las políticas migratorias de Obama. “La razón por la que estamos hoy afuera es porque la comunidad se organizó”, dijo Kitzia, de 26 años.

Los diez inmigrantes indocumentados fueron arrestados por la policía de Charlotte y a las pocas horas cuestionados por autoridades del Control de Inmigración y Aduanas (ICE).

“Nos trataron algo diferente porque ellos sabían que nosotros sabemos nuestros derechos”, contó Gerardo Torres, un inmigrante indocumentado de Phoenix, Arizona. “La gente de inmigración trató un poquito de amedrentarnos diciéndonos que nos iban a deportar, y después que querían ayudarnos que les diéramos más información”.

A través de este acto y de su viaje por todo el país, el grupo de activistas quiere demostrar que si salen a la luz sobre su estatus migratorio pueden presionar más al gobierno para lograr un alto a las deportaciones.

Su principal enfoque es frenar la cooperación que hoy en día existe entre autoridades de la policía local y migración mediante programas conocidos como 287(g) y Comunidades Seguras.”Queremos seguir mandando nuestro mensaje al presidente Obama que el tiene un legado que demostrar y que si va a seguir siendo el presidente que ha deportado la mayor cantidad de familias en la historia de Estados Unidos o se va a poner del lado de la dignidad”, dijo Gloria.

Ninguno de los detenidos enfrenta un proceso de deportación después del arresto de acuerdo a información que proporcionaron miembros del “UndocuBus”. Pero tendrán que presentarse en corte en diciembre por casionar disturbios públicos.

ara jóvenes como Kritzia lo que ha hecho el presidente hasta el momento mediante la Acción Diferida que permite a estudiantes como ella obtener un permiso de trabajo por dos años, es insuficiente.

“Toda mi familia está aquí indocumentada, soy la única que califica. Para mí, ya basta de que nos cataloguen a unos como los que merecemos tener el derecho de estar en este país”, dijo la joven. “Mi madre trabajó muy duro para que yo pueda ir a la universidad, ella tiene más derecho que yo, porque ha construido, ha trabajado y ha sido explotada en este país”.