Nuevamente engañan a los exbraceros

Gobierno mexicano retiene los ahorros prometidos a miles de braceros migrantes ya retirados y ancianos
Sigue a La Opinión en Facebook
Nuevamente engañan a los exbraceros
En esta foto de archivo, exbraceros de Los Ángeles piden en el 2004 que les devuelvan sus ahorros. Todavía no lo logran.
Foto: Archivo / La Opinión

MÉXICO, D.F.- Las muletas, andaderas, sombreros y huaraches de los ancianos ex braceros que por meses descansaron como herramienta de protesta, podrían volver a las calles; esta vez, en contra de la retención de alrededor de 12 millones de dólares que servirían para saldar parte de una deuda histórica.

Senadores informaron que la Secretaría de Hacienda y Crédito retiene esos recursos que representan una parte de los 300 millones de dólares aprobados en el Presupuesto de la Federación 2012 como pago de la bonificación retenida por décadas a ex trabajadores migrantes que hoy son ancianos.

En Jalisco, Gilberto Parra, líder de los ex braceros, manifestó que continuarán manifestaciones de protestas para que el gobierno “no jinetee” (retenga) el dinero.

En un convenio de trabajo temporal entre México y Estados Unidos entre los años 1942 y 1964, el segundo país retuvo a los braceros un fondo de ahorro que posteriormente transfirió al gobierno mexicano, pero éste nunca lo entregó.

En 2005, el entonces presidente Vicente Fox creó un fideicomiso en el que se determinó pagar alrededor de 3,000 dólares -en la conversión actual- a través del Fondo de Apoyo Social para Ex Trabajadores Migratorios Mexicanos, pero fue hasta diciembre pasado que los legisladores aprobaron el saldo del monto total.

Incluso el gobierno simplificó los trámites a través del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) que eliminó la exigencia de la credencial de elector, pasaporte o Cartilla del Servicio Militar y se incluyó la credencial de INAPAM (para adultos meyores) o licencia de conducir para obtener el pago.

Prometió además agilizar los pagos para personas con padecimientos que podrían acelerar la muerte de los ex braceros.

A mediados de año, el presidente Felipe Calderón entregó los primeros pagos en una ceremonia oficial en la que se tomó fotografías con algunos ancianos y dijo que desde ese 3 de mayo emprendería “una cruzada nacional para saldar esta deuda social y cerrar un capítulo de abuso, engaño, atropello e injusticia”.

Ayer este diario solicitó a Hacienda información sobre los motivos de la retención de los recursos, pero no hubo respuesta.

Desde julio pasado, los legisladores advirtieron sobre “falta de seriedad” en la entrega del dinero: las listas de beneficiarios no fueron publicadas y en las ventanillas de Bansefi, los funcionarios alegaban “datos incorrectos de los beneficiarios” a quienes, “para no pagarles”, los remiten a la Secretaría de Gobernación y ahí los regresaban otra vez al banco.

“No faltan funcionarios que escamotean los apoyos que el Poder Legislativo aprueba, y que mediante burocratismo y falta de sensibilidad social niegan y desvían los recursos establecidos en el presupuesto respectivo”, reprochó el senador Ascención Orihuela.

El Senado emitió un punto de acuerdo a través del cual exigieron a Hacienda la “liberación inmediata” de los 12 millones de dólares: el tiempo apremia, algunos de los trabajadores están enfermos y podrían morir sin recibir la justa compensación como ya ocurrió en algunos casos.