Jirafa más longeva del mundo en cautiverio recibe compañero

Peñy, una jirafa que lleva 22 años en un zoológico recibió a un macho de año y medio llamado Domingo.

Jirafa más longeva del mundo en cautiverio recibe compañero
Peñy, tiene 22 años cautiva en un zoológico.
Foto: EFE / Archivo

Lima .- La jirafa Peñy, una de las más longevas en cautiverio del mundo, con 22 años en un zoológico, recibió a Domingo, un juguetón macho de año y medio de edad que será su nuevo compañero en el zoológico Parque de las Leyendas de Lima.

El director ejecutivo del zoológico, Raúl Reaño, homenajeó a Peñy, un ejemplar de la variedad Rothschild, “considerada en alto peligro de extinción al existir solo unos pocos ejemplares en libertad en África”, y dio la bienvenida a Domingo, perteneciente a la variedad Reticulata.

Según dijo Reaño, Domingo nació en cautiverio y llegó a Lima hace tres meses procedente del Zoológico Nacional de Santiago de Chile, el mismo desde donde arribó Peñy, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha “presentado en sociedad tras superar su periodo de cuarentena y adaptación a su nuevo entorno en el parque”.

El director del zoológico comentó que Peñy es una de las principales atracciones para los visitantes y valoró “la suerte de tener un ejemplar como este, que ya ha sido visitado por más de una generación, porque han sido millones de personas las que lo han apreciado desde que era joven”.

“Es prácticamente un récord gracias a la atención que le brindan sus cuidadores y ojalá Domingo pueda superar a Peñy, porque está llamado a ser su sucesor”, deseó.

Reaño añadió que el Parque de las Leyendas pretende hacer más incorporaciones de animales, “en especial de especies nativas peruanas que todavía no tiene este zoológico”, pero también busca “intercambios con otros zoológicos del mundo”.

De momento, Domingo habita en un ambiente anexo al de Peñy pero separado por una valla “como precaución porque es un ejemplar vivaz y activo, al que le gusta mucho corretear, y hay que evitar que pueda empujar a Peñy y ocasionarle lesiones en una hipotética caída”, señaló a Efe uno de sus cuidadores, Segundino Benítez.

“Quizás los juntemos más adelante porque su adaptación ha sido muy buena”, agregó Benítez, quien destacó el rápido crecimiento de Domingo, “que llegó hace tres cuando medía unos 2.25 metros y ya está a punto de alcanzar los tres metros”.

El encargado del periodo de cuarentena de esta jirafa, Federico Gutiérrez, explicó que durante su proceso de adaptación al Parque de las Leyendas los cuidadores le han “combinado gradualmente su dieta original” con los alimentos que dispone el zoológico.

“En Perú no podemos adquirir el concentrado alimenticio para jirafas del que disponía en su zoológico de origen, por lo que la alimentamos con un concentrado similar basado en alimentos para roedores pero bajos en proteínas, además de con su forraje de alfalfa”, indicó.

Durante su traslado, Domingo viajó desde Santiago de Chile por carretera, en un periplo de tres jornadas que incluyó paradas en la chilena Copiapó, la peruana Tacna y finalmente Lima.