Bancada latina sigue creciendo

En las próximas elecciones, podría crecer de 23 a 30 miembros

Bancada latina sigue creciendo
Asambleísta demócrata de Santa Ana, José Solorio.
Foto: Araceli Martinez

SACRAMENTO.- California podría tener la bancada latina más grande de su historia, ya que está a un paso de aumentar de 23 miembros que tiene en la actualidad hasta 30 en las próximas elecciones de noviembre.

“Queremos tener 20 latinos en la Asamblea y 10 en el Senado”, dijo Ricardo Lara, líder de la bancada latina y asambleísta demócrata de South Gate.

Sin embargo, hizo ver que si los latinos no salen a votar y a elegir a representantes latinos no va a servir de nada el esfuerzo. “No hay como tener a nuestra propia gente que luche por nuestros derechos”, señaló.

El máximo número de miembros que ha tenido la bancada latina han sido 27. En 1973, cinco latinos: Alex García, Peter Chacon, Joseph Montoya, Ray González y Richard Alatorre que fungían como legisladores formaron la bancada legislativa Chicana. Y en 1991, cuando ésta creció y se diversificó, cambió de nombre por el de bancada legislativa latina.

Este año, en diciembre , hasta diez caras nuevas podría tener la legislatura estatal, particularmente cuando inicie el año legislativo.

Entre las nuevas caras que podrían llegar a la Asamblea Estatal están la concejal de Stockton, Susana Talamante por el nuevo distrito 13 que es visto como seguro de ganar por los demócratas.

Abel Guillén, hijo de trabajadores agrícolas, es candidato al nuevo distrito 18 que comprende partes de Oakland, Alameda y San Leandro.

Otra elección dura para los demócratas es la que libra Rudy Salas por el distrito 32 en el área del condado de Kings. Salas hizo historia en 2010 al ser electo el primer concejal de Bakerfield.

Y contienda más también preocupante, es del nuevo distrito 47 de Rialto, cuyo candidato es Joe Baca Jr. quien ya estuvo de 2004 a 2006 en la Asamblea por el distrito 62. Baca Jr. hijo del congresista Joe Baca, es actualmente concejal de la ciudad de Rialto.

Algunos distritos fáciles para los demócratas son el 39 de Los Ángeles, ahora ocupado por Felipe Fuentes. El escaño es disputado por el concejal de Los Ángeles, Richard Alarcón y Raúl Bocanegra, jefe del equipo de Fuentes. Si Alarcon gana, significaría su retorno a la Asamblea a donde estuvo sólo tres meses y renunció para irse como concejal. Bocanegra es la primera vez que es candidato a la legislatura estatal.

Ian Calderón de 26 años busca reemplazar a su propio padre, Charles Calderón, quien deja el cargo como asambleísta al vencérsele su periodo legislativo en el distrito 57 de Whittier. Ian Calderón trabaja como asistente de campo para el distrito 57.

La activista, miembro del grupo BASTA que luchó por poner fin a la corrupción en Bell, Cristina García busca reemplazar al asambleísta saliente del distrito 58 de Artesia, Tony Mendoza.

José Medina quien tiene más de 13 años en la junta directiva del Distrito del Colegio Comunitario de Riverside está dando la pelea por el distrito 61 en el área de Riverside.

Anthony Rendón, director de la organización no lucrativa Servicios de Desarrollo del Niño Plaza de la Raza es el candidato por el nuevo distrito 63 del Sur de Los Ángeles que pretende reemplazar a Lara quien deja la Asamblea para ir por el nuevo distrito 33 del Senado.

Sharon Quirk Silva, alcalde de la ciudad de Fullerton va por el nuevo distrito 65 del área de Fullerton. Quirk Silva compite con el asambleísta republicano Chris Norbi a quien el resideño de distrito, le arrebató la seguridad que tenía en el distrito 72.

El distrito 51 de Los Ángeles que dejará el asambleísta Gil Cedillo en noviembre, será ocupado ya sea por Jimmy González, director de las Asociaciones de Enfermeras Unidas de California; o Luis López, defensor del cuidado médico para las comunidades necesitadas.

En el Senado, podríamos ver el regreso a la legislatura en el escaño del nuevo distrito 15 de San José, al experimentado ex asambleísta Joe Coto. No obstante, no la tiene nada fácil ya que se enfrenta al asambleísta de San José, Jim Beal quien deja el cargo en noviembre, debido a que se le vence su plazo legislativo.

Para el profesor emérito de Ciencias Políticas de la Universidad Estatal de California en Los Ángeles y ex director del Instituto Pat Brown, Jaime Regalado, el aumento en el número de latinos como candidatos a la legislatura iguala el crecimiento demográfico de California. “No exactamente empareja la demografía pero no hay vuelta de hoja a esta dinámica de ver a más latinos en la legislatura estatal”, aseveró.

Hizo ver que la pregunta abierta es si un apellido latino garantiza que tendremos buenos legisladores que se enfoquen en los asuntos de la comunidad latina. “Dependerá de los electores de su distrito. Aunque también tenemos que estar seguros que lleguen latinos a la legislatura con verdadero deseo de servicio público y no por poder o avaricia política”, expuso.