Hispanos en Wisconsin protestan por redadas de la Policía

La operación, llamada “Cross check midwest”, se llevó a cabo durante tres días entre el 24 y 26 de agosto en diez estados del Medio Oeste y resultó en 370 arrestados en total
Hispanos en Wisconsin protestan por redadas de la Policía
Las redadas llevadas a cabo en Wisconsin demuestra que la policía local hace las funciones de agentes de inmigración.
Foto: AP

Chicago – Los hispanos en el noreste del vecino estado de Wisconsin protestarán hoy por la cooperación entre la Policía local y la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), que se materializó recientemente en una redada masiva en el condado de Manitowoc.

Según defensores de la comunidad hispana de Wisconsin, la policía del condado Manitowoc e ICE hicieron una redada entre el 24 y 26 de agosto que llevó al arresto de 24 personas en ese condado y otros cercanos.

Esta operación, llamada “Cross check midwest”, se llevó a cabo durante tres días entre el 24 y 26 de agosto en diez estados del Medio Oeste y resultó en 370 arrestados en total.

De esa cantidad, dijo Gail Montenegro de la oficina de ICE en Chicago, 347 arrestados tenían antecedentes criminales.

La comunidad hispana en Manitowoc, según Jennifer Martínez, una líder local, está disgustada porque a los mexicanos que fueron arrestados se les negó la oportunidad de hacer una llamada al Consulado Mexicano en Chicago, lo que, aseguró, viola un tratado entre ambos países.

Además, dijo Martínez, las redadas llevadas a cabo en Wisconsin demuestra que la policía local hace las funciones de agentes de inmigración, lo que “destruye la confianza en la comunidad, y ésta quiere seguridad en las calles”.

Los hispanos protestarán esta tarde pacíficamente con una vigilia frente a las oficinas del alguacil de Manitowoc, Robert Hermann.

Martínez afirmó que la reciente operación “Cross check midwest” ha impactado negativamente a la comunidad hispana en esta parte del estado de Wisconsin.

“Los residentes temen que sus familiares sean deportados”, dijo Martínez. “El alguacil no tiene en cuenta los mejores intereses de la comunidad”.

Además aseguró que “los trabajadores inmigrantes en nuestro pueblo no son criminales, ellos representan una fuerte y honesta fuerza de trabajo en nuestra comunidad”.

Por su parte Maggie Rivera, vice presidenta de LULAC en el medio oeste, aseguró que las redadas en Wisconsin echan por la borda la confianza que los hispanos tienen en la policía local.

“Para que la comunidad trabaje con la policía y para que el alguacil capture a los verdaderos criminales debe haber confianza”, finalizó.

?>