Presionan por el Acta de Confianza

El Gobernador tiene menos de dos semanas para hacerla ley o vetarla
Presionan por el Acta de Confianza
Representantes de distintas denominaciones religiosas llegaron a Sacramento para pedir al Gobernador la firma del Acta.
Foto: Araceli Martinez

SACRAMENTO.- Católicos, luteranos, evangelistas, unitarios, metodistas, judíos y musulmanes que han sido testigos del dolor y separación dejados por las deportaciones en la comunidad arribaron ayer al Capitolio, a poner presión al gobernador Jerry Brown para que firme el Acta de Confianza.

La medida prohibiría a las autoridades de los condados y ciudades mantener bajo cárcel a petición del Servicio de Migración y Aduanas (ICE) a los indocumentados que son arrestados y que no se les encuentra delito alguno.

Solamente resguardarían tras las rejas para el ICE a aquellos inmigrantes indocumentados que hayan cometido delitos serios y graves.

Alrededor de 200 clérigos de todo el estado entregaron en la oficina de Brown, 4000 tarjetas con oraciones y plegarias firmadas por feligreses, en la que lo urgen a firmar el proyecto de ley AB1081.

El gobernador tiene hasta el día último del mes, para convertir en ley o vetar los proyectos de ley, enviados por los legisladores.

“Muchas de las familias en mi barrio han sido separadas, y el Acta de Confianza está destinada a mantenerlas juntas y evitar que las separe un programa muy defectuoso como es Comunidades Seguras”, dijo Richard Smith, sacerdote episcopal en el distrito de la Misión en San Francisco.

Y recordó como una mujer de 27 años en su barrio fue deportada cuando regresaba del trabajo, dejando a sus niños de siete y cinco años. “Ni siquiera pudo hacer una llamada telefónica. Su familia no supo de ella por siete días hasta que llegó a México. Es éste, el tipo de historias que se repiten constantemente”, señaló.

Esta Acta es una respuesta de la legislatura de California al programa federal Comunidades Seguras que ha deportado 80 000 californianos, siete de cada diez no tenían una condena previa.

El Acta de Confianza ha logrado el apoyo de los sheriffs de los condados de Santa Clara y Yolo y cinco jefes de policía de Oakland, Palo Alto, San Francisco, East Palo Alto y National City. Sin embargo, tiene un opositor muy fuerte: el sheriff de Los Ángeles, Lee Baca.

Este último dijo el mes pasado que independientemente de lo que haga el gobernador Brown con el Acta de Confianza, él continuará colaborando con ICE y cumpliendo con las leyes federales.

Si el Acta de Confianza es convertido en ley, California sería el primer estado en la nación en poner límites a las detenciones bajo el programa Comunidades Seguras.

La semana pasada, la ciudad de Chicago aprobó una medida similar al Acta de Confianza que fue lidereada por el alcalde Rahm Emanuel.

El otro lado de la moneda es que el programa Comunidades Seguras le representa un fuerte gasto a las ciudades. En la ciudad de Los Ángeles, los contribuyentes gastan 26 millones de dólares por año por mantener bajo cuidado de ICE a los indocumentados en las cárceles locales. Y a nivel de todo el estado gastan 65 millones de dólares.