Adiós al estrés con el yoga en Chicago

Esta ciencia originaria de la India ayuda a tonificar los músculos, eliminar toxinas del cuerpo y mucho más
Adiós al estrés con el yoga en Chicago
Alexia Bauer, instructora de yoga desde hace siete años.
Foto: Cortesía Michael Schuff

Chicago.- El Ashtanga yoga, más que una simple rutina de ejercicios, es una ciencia capaz de ofrecer concentración, vigor, bienestar y paz a quienes lo practican.

Lo que distingue a esta práctica de los otros tipos de yoga es el sistema único de sus movimientos y la respiración. Este yoga originario de la India data del año 200 A.C. y fue creado por el yogui Maharishi Patanjali.

Para Alexia Bauer, instructora de yoga desde hace siete años en Chicago, el Ashtanga yoga está compuesto por una serie de posturas que nunca cambian. “Cada vez que lo practicas, tu cuerpo se va a ir adaptando y vas a ir agregando más posturas”.

Bauer dijo a La Raza que al practicar este tipo de yoga se empieza a desarrollar la flexibilidad. “Lo puede hacer cualquier persona, porque siempre va haber variaciones para cada tipo de cuerpo. Todas las posturas las vas a poder realizar si te ejercitas y eres constante”.

“Es beneficioso porque ayuda a la buena circulación de la sangre, libera toxinas, limpia los órganos, controla la falta de sueño, tonifica los músculos del cuerpo, te da mayor flexibilidad, corrige la postura de tu cuerpo y te ayuda a bajar de peso”, enumeró.

Pero principalmente reduce el estrés. “Vivimos en una sociedad en la que estamos acostumbrados a estar estresados y no nos damos el tiempo necesario para dejar que el cuerpo se relaje”, enfatizó la mujer, de 30 años.

MÚLTIPLES BENEFICIOS

Como requiere concentración y relajación, algunas personas piensan que con el Ashtanga yoga no se baja de peso. Según Bauer, sí se bajan esas libras de más porque, “hay varias posturas en las que te piden que te muevas de tal forma, que son utilizadas como cardio, dependiendo del estilo de yoga que practiques”. “El Ashtanga yoga es de bastante movimiento. He visto que cuando la gente es constante baja de peso definitivamente”, agregó.

¿Se puede practicar cuando se está embarazada?, sí indicó, porque “durante la gestación las mujeres empiezan a segregar hormonas que van a hacer que sean más flexibles y con la ayuda del yoga se logrará que su cuerpo esté tonificado y preparado para el momento del parto”.

Ante la pregunta de que si el vegetarianismo va de la mano con el yoga, Bauer dijo que “no se necesita ser vegetariano para practicar yoga”. “Si te conviertes en vegetariano será por tu propia decisión. Una de las razones por la que las personas se vuelven vegetarianas es porque cuando haces yoga empiezas a estar en contacto con tu cuerpo y tu mente; desarrollas cierta sensibilidad para saber qué es lo que necesita tu cuerpo para estar bien; es por eso que algunas personas se vuelven vegetarianas, pero no es necesario”.