Negocian reforma de pensiones

Se aplicaría a contrataciones hechas después de julio del 2013
Negocian reforma de pensiones
Miembros de los sindicatos al servicio de la ciudad de Los Ángeles protestaron por la reforma de pensiones.
Foto: Esmeralda Fabián / La Opinión

El Concejo de Los Ángeles dio un voto unánime en favor de reformar el sistema de pensiones de que gozan sus trabajadores (LACERS), que cubre a unos 18,000 empleados. A pesar de la aprobación, la medida tendrá que ser negociada en los siguientes 30 días con los sindicatos, quienes han amenazado con entablar una demanda en caso de que sea aplicada sin su aprobación.

La reforma exige que los nuevos empleados (aquellos que sean contratados a partir del 1 julio del 2013), contribuyan con un mayor porcentaje a su plan de retiro y aumenta la edad de retiro de 55 a 65 años. Además, dejaría de proveer cobertura médica a la pareja de empleados retirados.

Los afectados con los cambios propuestos serán los trabajadores de salubridad, recolección de basura, ingeniería, construcción, y camioneros, entre otros, quienes ayer presionaron ante el Concejo con una protesta, en la que manifestaron su oposición a la intención de la ciudad de agregar una segunda categoría al sistema de pensiones.

La ordenanza fue aprobada con una enmienda propuesta por el concejal Richard Alarcón, y apoyada por los concejales Eric Garcetti y Paul Koretz.

Alarcón, expuso en la enmienda que “es necesario que ambas partes se sienten a negociar y lleguen a un acuerdo que deberán reportar en 30 días”. Pero, dejó en claro, que en definitiva,” es necesario llevar a cabo un cambio al sistema de pensiones de la ciudad”, enfatizó el concejal.

“Ya pasamos de una contribución del 7 al 11 por ciento, para ayudar a que la ciudad no cayera en quiebra. Es un insulto que ahora quieran perjudicar nuestras pensiones sin ni siquiera negociar con nosotros”, dijo Alice Golf, presidenta del sindicato AFSCME Local 3090, que representa a 5,000 empleados de oficina de la ciudad.

Garcetti por su parte resaltó la importancia de mantener una buena relación con los empleados de la ciudad ante todo.

De acuerdo con el administrador de la ciudad, Miguel Santana, la reforma al sistema de pensiones no afectaría a ninguno de los empleados actuales sino a los nuevos empleados contratados por la ciudad a partir del 1 de julio del 2013.

Pero de acuerdo con los trabajadores sindicalizados, esto sí afectaría las pensiones de los trabajadores actuales, quienes en promedio se retiran con una pensión de $32,000 por año y no reciben beneficios adicionales del Seguro Social.

“Con una categoría adicional para nuevos empleados, mucho peor que la actual, la reducción del fondo general de pensiones se reduciría a tal grado que va a afectar las pensiones de los que ya estén retirados. Es una locura lo que la ciudad trata de hacer”, explicó Mark Klein, coordinador del sindicato SEIU 721.

Victor Gordo, secretario tesorero de empleados públicos LIUNA Local 777, aseguró que el Concejo de la ciudad tiene la obligación legal de negociar el contrato colectivo con sus empleados antes de hacer cualquier cambio.

Garcetti, también resaltó que no es necesario llegar a un litigio con los sindicatos.

Rubén González, en representación de los más de 16,000 negocios pertenecientes a la Cámara de Comercio del área de Los Ángeles, aplaudió la intención del Concejo de la ciudad de modificar “un sistema de pensiones que impone elevados impuestos a los pequeños negocios y que necesita un cambio para evitar más perdida de empleos y cierre de negocios en Los Ángeles”, afirmó González.

Este invitó además al Concejo municipal a modificar otros sistemas de pensiones de empleados públicos como una opción para sanar las precarias finanzas de la ciudad.

Santana pronosticó que el plan de reforma de pensiones le ahorraría a la ciudad entre $30 y $70 millones en los próximos cinco años. A largo plazo, el administrador indicó que en una década la ciudad ahorraría más de $300 millones y hasta $4,300 millones en 30 años.

Los empleados de la Coalición de Sindicatos de la ciudad de Los Ángeles, por su parte resaltaron que ellos ya le han ahorrado a la ciudad $847 millones gracias a las negociaciones de sus contratos.