Dicen que hubo falsa revisión de planta nuclear en San Onofre

La Comisión Reguladora Nuclear enfrenta la presión de grupos ambientalistas con el propósito de que se inicie una revisión que podría llevar meses e incluso años
Dicen que hubo falsa revisión de planta nuclear en San Onofre
La planta nuclear de San Onofre aún tiene problemas que impiden que entre en funcionamiento.
Foto: AP

Los ambientalistas acusaron el martes a los reguladores federales de llevar a cabo una revisión falsa de una propuesta para reanudar la operación de la planta de energía nuclear de San Onofre en la costa de California.

Pocos días después de que Southern California Edison solicitara permiso a la Comisión Reguladora Nuclear (NRC, en inglés) para reparar y encender el reactor de la Unidad 2, y luego hacerlo funcionar a potencia reducida, la agencia enfrenta la presión de los grupos que critican a la industria de la energía nuclear con el propósito de que se inicie una revisión que podría llevar meses e incluso años.

NRC “niega a la población cualquier opinión significativa” en la revisión para reanudar el funcionamiento de la planta, que ha permanecido cerrada desde enero, indicaron Amigos de la Tierra (Friends of the Earth), el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (Natural Resources Defense Council) y el Comité para Cerrar la Brecha (Committee to Bridge the Gap) en una declaración conjunta.

NRC prometió una revisión transparente y exhaustiva de la propuesta, que se concentra en la forma en que la empresa reparará los generadores de vapor averiados que se instalaron durante una reestructura de 670 millones de dólares.

“No hacemos experimentos con la seguridad”, dijo el lunes Elmo Collins, administrador regional de NRC, a los periodistas.

Los grupos ambientalistas están presionando a la agencia federal para que le exija a Edison modificar su licencia de operación para reanudar el funcionamiento de la planta, un proceso que podría llevar hasta dos años.

En una carta que se redactó en marzo, los reguladores federales describieron una serie de puntos de referencia que Edison debe cumplir para reanudar la operación de la planta, incluyendo la determinación de la causa de la vibración y fricción que dañó las cañerías de los generadores de vapor, la forma en que se reparará y qué controles se realizarán durante el funcionamiento.

Estos requisitos, sin embargo, no incluyen la modificación de la licencia de operación de la planta.

“Este cambio significativo se eleva al nivel de un procedimiento de modificación de licencia en la que, por ley, la población tiene derecho a participar“, afirmaron los grupos.

Collins dijo el lunes que es una “pregunta abierta” si la agencia exigirá la modificación de la licencia.

Los activistas que están en contra de la energía nuclear afirmaron durante meses que la reanudación del funcionamiento de la planta, ubicada entre San Diego y Los Ángeles, sería la invitación a una catástrofe. Aproximadamente 7.4 millones de californianos viven a menos de 50 millas de las bóvedas gemelas de San Onofre.

Las pruebas determinaron que las cañerías se encontraban tan corroídas que podían fallar y liberar radiación, una conclusión sorprendente considerando que se trataba de un equipo casi nuevo.

La propuesta de Edison solicita la operación de la Unidad 2 a un 70% de potencia durante cinco meses y su posterior cierre para realizar inspecciones.

El futuro del reactor de la Unidad 3 que se encuentra sumamente dañado no está claro.