Sigue pleito legal por escuela en Maywood

Residentes no quieren que sus casas sean expropiadas
Sigue pleito legal por escuela en Maywood
El proyecto original incluía la demolición de 10 casas unifamiliares, 29 multifamiliares y edificios de apartamentos.
Foto: Archivo / La Opinión

Después de varios retos legales y un largo proceso en corte, una veintena de familias sigue aferrándose a la lucha para no verse forzados a vender sus propiedades al Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD) para la construcción de una polémica secundaria en Maywood.

Pero sus esperanzas, que desde 2009 han estado en un sube y baja entre fallos y apelaciones en el caso Maywood vs. LAUSD que ha mantenido el proyecto paralizado, recibieron un golpe al recibir una carta de notificación de la Oficina de Seguridad y Salud Ambiental del distrito, en las que se les indica su reactivación.

Ahora el LAUSD está considerando la construcción de un puente sobre la Calle 58, que unirá dos secciones de la escuela, dado que Maywood se negó a ceder una calle para la nueva secundaria South Region High School No. 8. El LAUSD comenzará a evaluar en los próximos días el impacto a la seguridad peatonal.

El sitio en disputa está ubicado al noreste de la esquina de las Avenidas Slauson y King y abarca unas 9 acres, con la Calle 58 dividiendo los dos bloques que abarcaría el proyecto.

En agosto pasado una Corte de Apelaciones dictaminó que la mayor parte del reporte de impacto ambiental es suficiente y ordenó al LAUSD evaluar más la seguridad peatonal en relación a la nueva escuela. La corte también revirtió un fallo inicial que compensaba a Maywood con 670 mil dólares que ha invertido en costos legales para este caso.

El mes pasado Maywood solicitó a la Suprema Corte de California evaluar el dictamen de la Corte de Apelación, la cual tiene un periodo de 90 días para decidir sobre el caso.

“Actuaron de mala fe”, dice Humbero Herrera, “tenemos enemistad con el distrito por cómo manejaron el asunto”.

“La lucha legal de la comunidad no ha empezado, hasta ahora ha sido Maywood Vs. LAUSD, y estamos a la espera de ese resultado para comenzar a actuar”, dijo Herrera, uno de los líderes del movimiento comunitario contra LAUSD.

El proyecto se planeó en 2008 con un presupuesto original de 141 millones de dólares para mitigar la sobrepoblación en la Bell High School e incluía la demolición de 10 casas unifamiliares, 29 multifamiliares y edificios de apartamento –ubicados en un total de 47 parcelas-, desplazando a más de 100 familias haciendo uso de su derecho a la expropiación de propiedades privadas para beneficio público.

Los vecinos han sostenido por años que funcionarios del LAUSD ignoraron otros sitios que podrían haber funcionado mejor.

Hasta el momento el LAUSD ha adquirido y demolido la mayor parte de las propiedades.

El distrito no respondió a las preguntas de La Opinión sobre los gastos legales que le ha ocasionado el defender este sitio en corte para la construcción de la escuela que tendría espacio para 1,215 estudiantes.

“Aún hay asuntos legales pendientes ante la Corte Superior de Los Ángeles, la Corte de Apelaciones de California y la Suprema Corte de California”, respondió a través de un correo electrónico Shannon Haber, portavoz del departamento encargado de los proyectos de construcción y demodelación de escuelas del distrito.

Gary Anderson, director del Comité Ciudadano Supervisor del Bonos aprobado por los votantes, refirió al mismo correo de Haber como respuesta.

El comité dirigido por Anderson es un grupo voluntario cuya misión es “vigilar el gasto de dinero para la construcción, reparación y modernización de escuelas para el LAUSD y comunicar sus hallazgos a la Junta de Educación y al público”, según el sitio web del comité.

Debido a que los residentes no quieren una escuela que desplace a cientos de residentes, el distrito escolar perdió 20 millones de dólares en fondos estatales. También el LAUSD invirtió más 5 millones en un estudio ambiental.

Los propietarios de las pocas viviendas que permanecen en pie en el sitio donde se planea la construcción de la escuela, dicen estar listos para empezar su propia lucha legal y ya cuentan con la asesoría legal de un famoso abogado en casos de expropiación.

Entre esas familias está la del alcalde de Maywood, Edward Valera, quien no quiso comentar para este artículo.

Valera, junto con los concejales Verónica Guajardo y Oscar Magaña ha sido fuertes defensores de continuar el proceso legal en contra del distrito, pese a los costos que este representa para la ciudad.

En 2009, los votantes de Maywood aprobaron una moción en contra del sitio que eligió el distrito y en el cual finalmente, según sus funcionarios, se construirá la escuela.