Líder con lo mínimo

Newell's empata y el Torneo Apertura queda abierto
Líder con lo mínimo
Ignacio Scocco, goleador de Newell's, anotó el gol que le permitió a la 'Lepra' empatar ante Godoy Cruz para seguir en la cima.
Foto: LA NACIÓN

BUENOS AIRES (AP).— Newell’s Old Boys igualó ayer 1-1 como visitante con Godoy Cruz y volvió a quedar como único líder del torneo Inicial del fútbol argentino, aunque ahora acechado de más cerca por Vélez Sarsfield, Belgrano de Córdoba y Boca Juniors.

Con un tanto del goleador Ignacio Scocco, el equipo del ex seleccionador de Paraguay Gerardo Martino estuvo a punto de llevarse una victoria de Mendoza. Pero Godoy Cruz, con un hombre menos, igualó a diez minutos del final por medio de Mauro Obolo.

De esta forma, Newell’s queda con sólo un punto de ventaja sobre Vélez, que en la noche del sábado goleó a Arsenal por 5-1, y apenas dos más que Belgrano de Córdoba, verdugo el viernes de Atlético de Rafaela por 3-1. Boca, que venció a San Lorenzo por 3-1, está a cinco unidades y volvió a meterse en la pelea por el título.

Godoy Cruz fue un duro escollo para Newell’s, que sacó diferencia a los 10 minutos con un golazo de “Nacho” Scocco quien es el máximo anotador del torneo, con nueve tantos.

Antes del final del primer tiempo la escuadra dirigida por Omar Asad se quedó con diez por la expulsión del uruguayo Jorge Curbelo. Parecía historia sellada, pero el equipo rosarino especuló con el resultado en el segundo tiempo y lo pagó caro: el olfato de Obolo le permitó mandar a la red un rebote del arquero Nahuel Guzmán y Newell’s se quedó con un sabor amargo y más apretado en la cima de la tabla.

En otro cotejo jugado ayer, Colón igualó agónicamente 2-2 con Quilmes como visitante. Los goles “cerveceros” fueron marcados por Juan Manuel Cobo y Ernesto Goñi, mientras que un gol en contra del propio Goñi y un tanto de Emanuel Gigliotti le dieron el empate a los “Sabaleros” sobre el final.

El sábado, Unión y Estudiantes igualaron 2-2, mientras que Argentinos y San Martín de San Juan lo hicieron 1-1, un resultado que precipitó la renuncia de Leonardo Astrada de los “Bichitos Colorados”.