Tropiezo azulgrana

Glasgow sorprende al Barcelona y hace llorar a Rod Stewart

GLASGOW, Escocia (AP/EFE).— Un Celtic ordenado en defensa y letal en el contragolpe derrotó ayer 2-1 al Barcelona en la Liga de Campeones de Europa.

Goles de Victor Wanyama al 21′ y Tony Watt al 83′ le dieron el triunfo al Celtic en Glasgow.

Lionel Messi descontó en el primer minuto de los tiempos suplementarios, después de cansarse de rematar al arco y ver su festejo de gol frustrado por los postes y el arquero Fraser Forster.

Celtic se mantuvo segundo en el Grupo G con siete puntos, dos menos que el líder Barcelona que perdió el invicto en el torneo.

El técnico del Celtic, Neil Lennon, aseguró que la victoria ante el Barcelona pasará a los libros de historia del club escocés y calificó a sus jugadores de héroes por haber vencido al mejor equipo del mundo.

“Es de los mejores momentos de mi vida. He tenido grandes momentos como futbolista, pero sin duda el de hoy [ayer] ha sido el más importante de mi vida”, dijo el técnico tras el encuentro en el Celtic Park de Glasgow.

Para Lennon, este triunfo forma ya parte de las mejores jornadas en la historia del club.

El técnico restó mérito a su planteamiento táctico, que el Barcelona ha sido incapaz de quebrar.

“Se puede hablar de la estrategia, pero el fubol es de los jugadores”, aseguró.

“Sabíamos que eran vulnerables en saques de esquina o en la espalda de los centrales pero al final lo importante son los jugadores, todo depende de ellos”, subrayó.

El entrenador dijo que la victoria ante Barcelona otorga a su equipo una oportunidad más grande de avanzar a la siguiente ronda de la Liga de Campeones “aunque la dificultad es mayor por las expectativas”, apuntó.

“Hay que disfrutar este momento y hay que decir que esto es el Celtic y ha sido una gran noche europea”, comentó.

El cantante británico Rod Stewart recibió con lágrimas de alegría, desde las gradas del Celtic Park, la victoria del Celtic de Glasgow por 2-1 sobre el Barcelona en la Liga de Campeones en una noche inolvidable para los aficionados escoceses.

Las imágenes del veterano cantante escocés, de 67 años, llorando a lágrima viva y pañuelo en mano, al término del partido de primera ronda de la Liga de Campeones, se convirtieron de inmediato en uno de los temas del momento en Twitter, donde recibieron cálidos comentarios en el Reino Unido.

El intérprete de Baby Jane es desde hace décadas un hincha apasionado del Celtic de Glasgow, al que acompaña cuando tiene ocasión desde su estadio, donde no duda en cantar el himno local, You’ll Never Walk Alone, así como unirse a las celebraciones locales.

Al término del encuentro de ayer, Rod Stewart estalló en lágrimas y las imágenes fueron reproducidas sin parar en los medios británicos.

La victoria del Club Celtic de Glasgow sobre el Barcelona, basada en su sólida defensa y el acierto de su contraataque, coincidió además con el 125 aniversario del club escocés, algo que será recordado durante décadas por sus aficionados, según coinciden los medios británicos en sus páginas digitales.