Investigan centro de niños en Glendale tras acusación de abuso sexual

La madre de un niño de 4 años que asistía al centro, presentó una denuncia ante el Departamento de Policía de Burbank, alegando que supuestamente se había abusado sexualmente de su hijo
Investigan centro de niños en Glendale tras acusación de abuso sexual
La orden de suspensión temporal es consecuencia de los alegatos que salieron a la luz esta semana de un supuesto abuso.
Foto: La Opinión - Viginia Gaglianone

“Cerrado al público”, advierte un cartel en la puerta del centro de cuidado para niños Mejía, de Burbank. Con fecha de ayer, el anuncio indica que la licencia de Lilian Mejia, titular del centro ubicado al 2132 de la calle North Pepper fue suspendida temporalmente.

La orden de suspensión temporaria es como consecuencia de los alegatos que salieron a la luz esta semana de un supuesto abuso sexual de uno de los niños que atendían en el centro.

El domingo 4 de noviembre, la madre de un niño de 4 años que asistía al centro, presentó una denuncia ante el Departamento de Policía de Burbank, alegando que el hijo de 14 años de la titular del centro de cuidado, supuestamente había abusado sexualmente de su hijo.

Luego de una investigación de tres días, el adolescente fue detenido y llevado al Centro Juvenil de Sylmar.

Según el Sargento Darin Ryburn del Departamento de Policía de Burbank, el joven enfrenta una acusación de supuesta copulación oral.

Según Ryburn, se trata de una acusación aislada. Esta la primera vez que el centro con capacidad para 14 niños es investigado.

“No existe ninguna evidencia de que se hayan cometido irregularidades con otros niños”, dijo Ryburn.

El joven acusado, cuyo nombre no fue revelado por tratarse de un menor, deberá comparecer el jueves en la Corte Juvenil de Pasadena.

El Departamento de Servicios Sociales de California está colaborando en la investigación con la policía de Burbank. Los padres cuyos niños atienden al centro fueron notificados y entrevistados al respecto. Pero ninguna dio declaraciones a la prensa.

La dueña del centro de cuidado de niños y madre del adolescente no respondió a los llamados de La Opinión.