Tributo a los veteranos en Los Ángeles

El USS Iowa fue el punto de reunión para el homenaje
Tributo a los veteranos en Los Ángeles
Veterano de la Segunda Guerra Mundial Manuel Quintana (L), de 90 años, visita el USS IOWA con su familia.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Jesús Quintana cumplirá 90 años dentro de pocos días. El veterano de la II Guerra Mundial lucía ayer orgulloso su uniforme militar. Cuenta que tenía apenas 17 años cuando ingresó al ejército de los Estados Unidos, como muchos jóvenes de aquella época; quería ser parte del ejército. Era lo que los jóvenes de la época hacían: luchar por la patria. Aunque esta no era su patria todavía.

“Trabajé en Paris, ayudando a los soldados americanos y franceses”, recordó ayer Quintana lleno de orgullo. El veterano trajo consigo todos sus documentos que demostraban su enrolamiento en el ejercito, así como el día que fue dado de baja y el que recibió cuando se hizo ciudadano estadounidense por haber participado en la guerra. “Me dieron mi ciudadanía en la embajada de Estados Unidos en Paris. Salí como mexicano y volví como americano”, dijo mostrando feliz su papel de ciudadanía.

Al igual que Quintana, cientos de veteranos se dieron cita ayer en el primer Festival de Reconocimiento a los Veteranos auspiciado por la Ciudad de Los Ángeles. El evento, celebrado en el portaviones convertido en museo USS Iowa, en San Pedro, trascurrió entre recuerdos, anécdotas y momentos de alegría en donde los veteranos disfrutaron de comida, música y la visita ala nave con todos sus familiares.

Hasta tres generaciones de familias enteras, en las que se podía ver a muchos niños de la mano de sus abuelos, demostraron con su presencia el respeto y honor que merecen quienes han luchado por la libertad del país y el mundo.

El Día de los Veteranos, celebrado el segundo lunes de noviembre, rinde tributo a los sobrevivientes de las guerras en las que ha participado el país. La fecha coincide con el aniversario de la culminación de la Primera Guerra Mundial, celebrada en otros países de Europa como Día del Armisticio.

El Alcalde Antonio Villaraigosa, los concejales Eric Garcetti, del Distrito 13 y Joe Buscaíno, del Distrito 15, así como representantes de distintas organizaciones que ofrecen ayuda a los veteranos, estuvieron presentes celebrando a los que han dedicado su servicio al país.

Garcetti, quien sirvió en la Guardia Costera por siete años, asistió vestido con el uniforme de esa rama para rendir homenaje a su abuelo, Salvador Garcetti, veterano de la Segunda Guerra Mundial.

Por su parte, Villaraigosa señaló que “este primer festival es una buena oportunidad para rendir tributo a aquellos que han luchado por nuestra libertad. Debemos tener siempre presente que todo lo que tenemos es gracias al esfuerzo de aquellos que están dispuestos a defender nuestra democracia”. Villaraigosa añadió que esperaba que el festival se convierta en un acontecimiento anual para las generaciones futuras.

Villaraigosa también alabó la labor de otro veterano latino de la II Guerra Mundial, Carlos Treviño, de 93 años de edad. Treviño sirvió en el ejército en Alemania, Francia e Italia, en donde utilizó sus habilidades como dibujante para elaborar los mapas que se utilizaban durante las batallas. “Vi muchas cosas en la guerra que quiero olvidar pero me siento orgulloso de haber servido al país”, dijo Treviño.