Messi: doblete y récord

Argentino ayuda al Barsa a seguir de líder y supera a 'Pelé'
Messi: doblete y récord
Lionel Messi ahora sí festeja y al doble para su primogénito Thiago: dos goles y una nueva marca. [AP]

PALMA, España (EFE/AP).— El Barcelona ejerció de líder invicto con autoridad en el Iberostar Estadio al derrotar 2-4 al Mallorca con dos goles del argentino Lionel Messi, que sigue batiendo registros históricos, el último de ellos, marcar 76 goles en un año, uno más que el mítico brasileño Edson Arantes dos Nascimento, Pelé, en la década de los sesenta.

Los azulgranas, con 31 puntos, siguen comandando la clasificación con tres puntos de ventaja sobre el Atlético de Madrid, vencedor por 2-0 sobre el Getafe, y ocho respecto al Real Madrid, que ganó con apuros en cancha del Levante por 2-1 al cierre de la 11ra fecha.

El Barsa se fue al descanso con 0-3 en el marcador y se le vio un agotamiento excesivo momentáneo que le costó recibir dos goles en tres minutos.

Pero apareció Messi para cerrar el marcador con un misil que se coló por toda la escuadra de la portería defendida por el israelí Dudu Aouate.

El equipo balear sigue cayendo en picada en la liga al sufrir su sexta derrota consecutiva.

Mejoró su imagen con respecto al 0-5 del Real Madrid, pero no fue suficiente ante un rival muy superior.

El equipo balear presionó más en la primera parte, jugó a la defensiva, con Tomer Hemed en punta e, incluso, pudo marcar con un cabezazo del propio delantero israelí (21′) que Víctor Valdés envió al córner.

Cuando empezaba a creer que ese planteamiento daría sus frutos, con un Barsa dueño del balón pero sin dinamita arriba, vino una genialidad de Xavi Hernández (28′), al batir con un golpe franco perfecto a Aouate.

Abierta la lata, el equipo de Tito Vilanova se entretuvo unos minutos antes de asestar dos zarpazos en apenas un minuto.

El primero de Messi (43′), que contó con la colaboración involuntaria de Aouate para marcar su gol número 14 en la liga —lo celebró chupándose el dedo en homenaje a su hijo recién nacido Thiago—, y el segundo de Cristán Tello, buscando el segundo palo.

El Mallorca se fue al vestuario como un boxeador noqueado, sin entender cómo podía ir perdiendo 0-3 tras el partido tan serio que había hecho hasta la genialidad de Xavi.

Los tres goles de desventaja espolearon al equipo balear en la segunda parte.

El conjunto de Joaquín Caparrós, con Alejandro Alfaro en el sitio de Hemed, fue más agresivo y encontró su premio con dos goles en tres minutos ante un Barsa sorprendentemente pasivo y confiado en su renta.

Marcaron el francés Michael Pereira ( 53′) y Víctor Casadesús de penalti tras unas manos de Sergio Busquets. De manera inesperada, había partido.

El Mallorca creyó en sus opciones, atacó con peligro, hasta que apareció Messi para “matar” el encuentro con su segundo gol y cuarto de su equipo, un tanto histórico porque superaba al brasileño Pelé con 75 goles en un solo año.

La estrella argentina ha marcado en 2012 un total de 64 goles con el Barsa y 12 con su selección. El Mallorca fue otra de sus víctimas.