Camida sana, ni barata ni accesible

Chief de Obama acusa a grandes cadenas de control 'injusto' sobre los alimentos en Estados Unidos
Sigue a La Opinión en Facebook

WASHINGTON D.C. (EFE).— El cocinero español José Andrés acusó ayer a grandes empresas de ejercer un control “injusto” sobre la comida en EE.UU. y abogó a favor de que demócratas y republicanos traten la alimentación de forma bipartidista como asunto de Estado.

“Estas grandes compañías son las que toman ventaja de los subsidios para producir una hamburguesa y un refresco más barato de lo que yo puedo hacer. Esto no es ni americano ni justo”, alegó en una conferencia en la capital estadounidense José Andrés, que ha sido asesor del presidente de EE.UU., Barack Obama y de su esposa Michelle en materia de nutrición.

El español, que tiene en propiedad siete restaurantes en Washington, pidió que “todo el mundo tenga las mismas oportunidades para alimentar a los estadounidenses”.

“Quiero pagar por la comida lo mismo que las grandes corporaciones están pagando por ella”, justificó.

“Hace poco tiempo tuvimos una crisis económica porque unos pocos bancos proveían de dinero al mundo y el mercado quebró (…). La misma quiebra puede ocurrir si ponemos a cargo de unas pocas empresas la responsabilidad de alimentar América”, aseguró.

Por ello, planteó que los subsidios al sector alimentario se destinen a “invertir en oportunidades para que América sea auténticamente independiente” en producción de alimentos.

Cree que cambiar la estructura y potenciar un sistema basado en los granjeros del país es “una gran oportunidad” para Estados Unidos que fortalece el “crecimiento económico” y la “seguridad nacional”.

El cocinero, que apuntó que “probablemente un chef no tiene nada que decir en política”, señaló la obesidad como un problema creciente en el país, que se encuentra ante la oportunidad de mitigarlo antes de que los jóvenes se conviertan en adultos con graves problemas de salud.