Melky Cabrera va para Toronto

Los Azulejos continúan con su carrera armamentista rumbo a los primeros planos
Melky Cabrera va para Toronto
Melky Cabrera repartirá palos como pájaro azul. [AP]

NUEVA YORK (AP).— Melky Cabrera, Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas, está listo para unirse a los Azulejos de Toronto tras regresar de su suspensión por uso de sustancias prohibidas.

El pelotero dominicano y los Azulejos llegaron a un acuerdo contractual de dos años por 16 millones de dólares, dijo a la AP una persona con conocimiento de las negociaciones.

La fuente pidió no ser identificada porque no se ha realizado un anuncio oficial.

A inicios de esta semana, los Azulejos obtuvieron al paracorto dominicano José Reyes y a los lanzadores Josh Johnson y Mark Buehrle en una negociación con los Marlins de Miami que podría involucrar a decenas de jugadores.

Toronto no ha llegado a la postemporada desde que ganó su segunda Serie Mundial consecutiva en 1993, y frecuentemente ha quedado relegado por equipos con mayor gasto de inversión en la División Este de la Liga Americana.

Después de tener una marca de 73-89 este año, los Azulejos han estado muy activos a la caza de peloteros en el receso entre temporadas.

Cabrera, de 28 años, estaba encabezando la Liga Nacional en promedio de bateo con .346 por los Gigantes de San Francisco cuando fue suspendido el 15 de agosto por resultar positivo a uso de testosterona.

Cabrera pidió posteriormente ser descartado en la contienda por el título de bateo de la Liga Nacional, sintiendo que sería una corona manchada.

Un cambio de regla en el número de apariciones requeridas al bate para ser campeón permitió que su compañero de los Gigantes y eventual Jugador Más Valioso de su liga Buster Posey ganará el título de bateo con promedio de .336.

Los Gigantes no colocaron a Cabrera en su nómina de postemporada en su camino a la obtención del triunfo en la Serie Mundial, incluso después de que era elegible al inicio de la Serie de Campeonato.

Cabrera conectó 11 cuadrangulares y produjo 60 carreras en su único año con los campeones de San Francisco.

Tuvo promedio de bateo de .305 con 18 batazos sobre la cerca y 87 carreras impulsadas la temporada previa con los Reales de Kansas City, luego fue cambiado a los Gigantes.