Aerosmith se adentra a la música de otra dimensión

Joe Perry, guitarrista y co-líder de Aerosmith junto a Steve Tyler, habla de su nuevo álbum, 'Music from Another Dimension!'.

Guía de Regalos

Aerosmith se adentra a la música de otra dimensión
Aerosmith es una de las bandas más legendarias de la musical.
Foto: Sony Music

Nada ha detenido a Aerosmith. La que hoy es considerada la banda de rock americana de más éxito de la historia, con más de 150 millones de álbumes vendidos en todo el mundo, sigue en su propia dimensión musical con un nuevo álbum, el primero compuesto de temas originales que lanza en una década, titulado, precisamente, Music from Another Dimension!, y una gira nacional, Global Warming Tour, que presentará el lunes en Los Ángeles.

En 1970, dos bandas, The Strangeurs (también llamada Chain Reaction) y Joe Perry’s Jam Band, unieron fuerzas y el resultado fue Aerosmith, con la mayoría de sus miembros originales —el vocalista Steve Tyler, el guitarrista y co-compositor Joe Perry, el batería Joey Kramer, el bajista Tom Hamilton y el guitarrista rítmico Brad Whitford— aún hoy formando parte de ella.

Eso no quiere decir que el grupo no haya sufrido altibajos creativos y personales: los muy publicitados enfrentamientos entre Tyler y el resto de los integrantes de Aerosmith han provocado en más de una ocasión la impresión de que el grupo iba a desintegrarse.

Pero siempre vuelve. Y con fuerza.

Joe Perry (Lawrence, Massachusetts, 1950), considerado uno de los mejores guitarristas de la historia, reconoció ayer a La Vibra, vía telefónica, que Aerosmith —que cuenta con 15 álbumes de estudio— siempre ha tratado de adaptarse a los tiempos que corren, especialmente los del siglo XXI, cuando los aficionados compran más canciones sueltas que álbumes.

“Nosotros crecimos como fans, comprando álbumes. Es por ello que está grabado en nosotros el pensar en un álbum al completo”, detalló el también co-compositor de temas de la banda, junto a Steve Tyler.

“Estamos al tanto cuánto ha cambiado la industria musical y cómo la gente compra la música hoy en día. Pero esa fue una de las razones importantes por la que decidimos poner cuantas más canciones pudimos en el álbum. Porque quizás no haremos otro álbum de estudio hasta dentro de un par de años… o nunca”.

La idea detrás de Music from Another Dimension! es reflejar exactamente las “muchas dimensiones que somos”, prosigue Perry. “Empezamos en una época en la que muchos de nuestros fans [actuales] ni siquiera habían nacido.

Aerosmith ha tomado muchas formas… creímos que era muy importante poner cada una de [esas dimensiones] en el disco. Y si la gente compra una canción aquí y otra allá, por eso apostamos por la variedad”. Esa variedad de seguidores se refleja, de este modo, en los discos, que beben de distintos géneros y estilos. “Siempre estamos atentos a lo que pasa en la calle”, añade el músico. “No tenemos miedo a experimentar con distintas cosas.

No todo depende de lo que quieren los fans. A veces está en manos de los compositores que se unen [a nosotros], que aportan ideas [nuevas] o que ponen su sello en las canciones, ya sea por su ego o por dinero… Para nosotros [siempre ha sido] un proceso de aprendizaje, pero siempre en nuestra propia ‘burbuja Aerosmith’. Nos influencia lo que se oye por allá, pero siempre siendo fieles a lo que la banda significa”.

Music from Another Dimension! cuenta con la producción del veterano Jack Douglas, que produjo varios discos de Aerosmith en los años 70 y 80 (Get Your Wings, Toys in the Attic, Rocks, Draw the Line y Rock in a Hard Place). Según Joe Perry, “cada productor trabaja de una forma distinta. Algunos de ellos básicamente dicen: ‘meteros en la habitación, tocar la canción y cuando creo que tenemos [la versión correcta], ya estamos’. Hay otros que son lo opuesto: entran en el proceso, te ayudan a escribir la canción y de este modo el disco agarra un sonido del que es parte el productor. Hemos hecho discos de toda clase”.

“Jack Douglas es un productor clásico: él quiere que la banda suene como la banda debe sonar. Nuestros discos deben sonar como la banda sonora de un show en vivo, con esa energía, esa magia. Y cuando hay que grabar la canción tenemos que encontrar esa energía. Y eso es lo que hace Jack. En su mundo no hay malas ideas, y eso es también lo que yo pienso. Uno nunca sabe lo que va a encontrar: una canción que aparenta mediocre puede terminar siendo la mejor del disco. Él siempre está dispuesto a dar una oportunidad a todo”.

Lo que sí está claro es que cuando Aerosmith da inicio a la grabación de un nuevo álbum, “no empezamos con una idea de cómo va a sonar”, reconoce Perry. “Tenemos un plan de cómo hacerlo, pero si hablamos de cómo va a sonar, eso es algo que está en manos de la música. Uno nunca sabe qué va a pasar. Eso es lo maravilloso de hacer un disco: no saber de dónde surgen las canciones”.

Por ejemplo, “cuando estábamos en el estudio grabando Honkin’ on Bobo [2004] la idea era hacer un álbum original. Pero por premura de tiempo y otras razones, nos dimos cuenta que no teníamos tiempo. Además, no todo el mundo tenía las mismas intenciones. Así que terminamos haciendo un álbum de covers de las canciones blues que más nos gustan… Eso fue un cambio radical en lo que nos planteamos”.

La gira que los está llevando alrededor del país, Global Warming Tour, tiene un objetivo claro: “nuestra banda lleva muchos años y tenemos fans de todas las eras, así que tenemos que dar un poco de todo para todos”, detalla el también líder de Joe Perry Project, su proyecto como solista.

“No hay forma de tener un set de canciones perfecto. No podemos contentar a todo el mundo. Hay temas que si dejamos de lado, unos fans se van a enfadar, mientras que otros es posible que ni los conozcan. Pensamos mucho en el set [de un concierto], preguntando a los fans y, también, teniendo en cuenta lo que nosotros queremos tocar”.

La diferencia entre el ayer y hoy de los conciertos en vivo es clara. “Los 70 eran muy distintos”, explica Perry. “Cuando sacábamos un disco, la gente se sabía todos los temas un par de semanas después. Era otra época. Ahora la gente no tiene tiempo o… simplemente elijen las canciones que les gustan”.

Su gira previa, Back On the Road, los llevó una vez más a países latinoamericanos, donde, asegura, “hay mucha más libertad entre la audiencia.

Para mí un buen show es cuando la banda está pegando fuerte y la audiencia reacciona. Eso, a veces, termina siendo muy intenso. En Suramérica y México muestran ese entusiasmo en el momento, mucho más que en cualquier otro lugar del mundo”.

“En Japón son muy reservados, y eso no quiere decir que no se lo pasen bien y no sean mejores fans, pero tienen otra forma de escuchar y expresarse. En [Latinoamérica] es como estar en un carnaval: existe esa misma clase de libertad, energía y sexualidad. Es maravilloso. Y lo sentimos en cada show”.