Denuncian arrestos injustos

La Comisión de Derechos Humanos emite reporte tras disturbios en el DF
Denuncian arrestos injustos
El estudiante Uriel Sandoval (c), quien participó en los disturbios del pasado sábado, habla durante una rueda de prensa en la capital.EFE

MÉXICO, D.F.— La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) documentó la detención “arbitraria” de 22 personas que no participaron en actos vandálicos el pasado sábado durante la toma de posesión del presidente Peña Nieto y hoy forman parte de las 70 personas que enfrentan en reclusión acusaciones por ataques a la paz pública.

Entre los casos extremos de la actuación de la policía local se encuentran, en el informe preliminar del organismo, cuatro testimonios de presuntas torturas con choques eléctricos; golpes en los ojos, genitales, pecho y piernas; escupitajos, tocamientos sexuales y hasta desnudismos.

“Sabemos que entre los detenidos sí hay personas involucradas, pero lo importante es que se sancione a quienes realmente hicieron las agresiones y no a inocentes”, dijo el ombúsdman capitalino, Luis González Placencia, quien encabezó el trabajo de análisis de fotografías, videos, así como testimonios en el lugar de los hechos.

El 1 de diciembre, manifestantes opositores al Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que acusan de compra y coacción de voto, destrozaron parte de la infraestructura de los principales corredores del Centro Histórico entre comercios, hoteles, restaurantes, edificios particulares y hasta el Hemiciclo a Juárez con daños cercanos a los dos millones de dólares.

En la escaramuza, la intervención de las autoridades fue lenta e imprecisa, según resumió la CDHDF. “La policía tardó en reaccionar y mientras algunos manifestantes hacían los destrozos, fue a pacifistas a los que se llevaron”, observó González Placencia. “Estamos hablando del 30% del total”.

Entre las detenciones arbitrarias que avaló el informe está un limpiador de zapatos “bolero” a quien los protestantes arrebataron un cajón de madera donde guardaba sus instrumentos de trabajo para agredir a uniformados y cuando éste intentó recuperarlo fue detenido y puesto ante el Ministerio Público.

Otros 15 jóvenes que marchaban sin disturbios fueron rodeados por policías para imposibilitar su movilidad. “Al ser encapsulados permanecen de manera pacífica sentados en el lugar, sacan libros, empiezan a realizar actos de actuación (pues algunos estudian teatro) y luego la policía los trasladó directamente a la Agencia 50”.

Entre quienes se dicen inocentes de hacer destrozos también se encuentra: un fotógrafo de la revista digital “Café mx”, una estudiante de literatura dramática de la Universidad Nacional Autónoma de México y una señora de 52 años que salía en compañía de su nuera y su nieta de brazos del metro Pino Suárez para realizar compras.

Las conclusiones de la CDHDF necesitan aún recabar certificaciones médicas ministeriales y de ingreso a reclusorio y concluir con el proceso de aplicación y elaboración del Protocolo de Estambul.

Falta además comparar los contenidos de videos oficiales con los difundidos en los medios de comunicación y redes sociales.

Igualmente se inspeccionará frecuencias oficiales de radio de la local Secretaría de Seguridad Pública y se espera la comparecencia y testimonio de los policías captores.

El lunes 3 de diciembre, alrededor de 3,000 personas del movimiento estudiantil YoSoy132, así como grupos de macheteros de Atenco y otros civiles marcharon del Ángel de la Independencia rumbo al Zócalo capitalino para exigir la liberación de los detenidos por los disturbios del pasado sábado.

Entre los manifestantes, se encontraba Ignacio del Valle, del Frente en Defensa de la Tierra, a quien se fotografió infraganti en el saqueo de una gasolinería el 1 de diciembre.

La gasolina aparentemente se utilizaría en la fabricación de bombas Molotov, que posteriormente se lanzaron a los antimotines, pero Del Valle sigue libre.