Educación para combatir la obesidad

Expertos coinciden en que la educación es la manera de combatir la obesidad, que afecta a unos 1,200 millones de personas en el mundo.
Educación para combatir la obesidad
El 18% de los adolescentes sufre de sobrepeso, mientras que el 23% alcanza el nivel de obesidad. / Archivo

México (Notimex).- Un descuido general y subestimar uno de los pilares fundamentales de desarrollo del país, la educación, ha conducido al sobrepeso y la obesidad, consideró el jefe del Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina de la UNAM, David García Díaz.

Ante ello, llamó a establecer mejores programas para realizar alguna actividad física y combatir la enfermedad, y advirtió que “si se carece de la cultura adecuada y la motivación para hacer ejercicio, no habrá efecto”.

El experto apuntó que de los mil 200 millones de personas que tienen esta condición en el mundo, 80 millones son mexicanos; de éstos 70 por ciento sufren de sobrepeso y 30 por ciento de obesidad.

Datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) colocan a México en el segundo lugar de los países con mayor índice de obesidad en su población (30 por ciento), superado discretamente por Estados Unidos, con 33.8 por ciento.

Esta afectación es más común entre personas más vulnerables en términos de educación y recursos, afirmó el funcionario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren por lo menos 2.8 millones de adultos a causa de enfermedades asociadas a este problema.

Por otra parte, la Secretaría de Salud considera que en México esos padecimientos han aumentado en todas las edades, regiones y grupos socioeconómicos, lo que ha llevado a ocupar el segundo lugar en el mundo en obesidad en adultos y el primero en la infantil.

En un comunicado, destacó que no es necesario llegar a la edad adulta y padecer esas afecciones para incorporarse a un programa de control; la medicina funciona mejor de manera preventiva, ésta es la mejor atención que se puede ofrecer a los mexicanos; la obesidad es prevenible, así como sus consecuencias.

“Seguir de largo por la vida e ignorarla irresponsablemente no es conveniente; basta decir que es un trastorno tratable y curable, y ésa es una enorme ventaja”, reiteró.

La obesidad no duele, pero es visible, “comencemos a hacer conciencia de ella, porque cambió nuestra talla o porque percibimos molestias menores en nuestras rodillas.

“Notemos que muchos tratamientos médicos mejoran su eficacia simplemente con reducir unos kilogramos. Cambiemos la historia natural de la enfermedad con educación”, destacó.

?>