En LA van contra Slim

Latinos de Los Ángeles protestan contra Carlos Slim porque lleva años 'haciendo negocio' a expensas de los inmigrantes
En LA van contra Slim
Líderes latinos y comunitarios de Los Ángeles se unieron a la protesta 'Dos países, una voz' en contra del magnate mexicano Carlos Slim.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Activistas latinos de Los Ángeles se lanzaron contra Carlos Slim, el mexicano considerado el hombre más rico del mundo, para exigir que se realice una investigación completa de la adquisición que hizo este año de la compañía de telefonía de prepago Simple Mobile, que ofrece servicio principalmente a familias inmigrantes.

“Nos afecta porque Carlos Slim Helú tiene antecedentes de no invertir en la infraestructura de telecomunicaciones y ofrecer un nivel de servicio bajo y caro”, denunció Juan José Gutiérrez, presidente de la organización comunitaria Vamos Unidos USA, uno de los líderes que encabezó la manifestación realizada ayer afuera del edificio que alberga la Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC), en la ciudad angelina.

“Está documentado que ha sobrecargado de cobros al consumidor mexicano a razón de miles de millones de dólares”, señaló Gutiérrez, también el líder de la organización “Dos países, una voz”, dedicada a exponer cómo Slim ha amasado su fortuna.

En junio pasado el magnate mexicano adquirió a través de su empresa estadounidense TracFone Wireless a Simple Mobile, la compañía operadora de la red de teléfonos prepagados con sede en Irvine.

TracFone tiene una base de clientes de servicio de celular prepagado más grande que Verizon Wireless, AT&T, Sprint Nextel y T-Mobile. Con la compra de Simple Mobile, Slim se convierte en el mayor proveedor de telefonía móvil prepagada, con más del 42% del mercado.

De acuerdo con Ignacio Hernández, director legislativo de la Federación de Consumidores de California, el problema es que antes de la operación nunca supieron de audiencias públicas ni hubo ningún aviso ni voto público.

Agregó que les preocupan los antecedentes monopolistas de Slim ya que ha venido comprando compañías para tener la mayor parte del mercado de teléfonos prepagados en el país.

En México Slim, con una fortuna de 69 mil millones de dólares —aún más rico que Bill Gates y Warren Buffett— es dueño de American Movil, que comprende a Telcel y Telemex, dueña del 75% de la telefonía mexicana. Según Gutiérrez, no sólo en California sino en todo el país Slim ha tenido una presencia permanente desde hace décadas porque todas las llamadas que se hacen a México tienen que pagarle una cuota a su empresa para ser conectados. “Si aquí hay 35 millones de mexicanos, te imaginas la cantidad de llamadas que se hacen a México”, indicó.

Cindy Spatt de la Red de Reforma de Servicios Públicos (TURN) observó que cada vez hay menos actores controlando el mercado de la telefonía. “Con frecuencia vemos que tiene un reinado libre y no hay una adecuada supervisión”, dijo.

Agregó que la telefonía de prepago es un mercado que llega los más vulnerables. “Estamos hablando de los inmigrantes que no pueden firmar contratos por miedo y por sus bajos ingresos”, comentó.

Christopher Chow, portavoz de la Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC) dijo que no han recibido ninguna notificación de la adquisición de parte de TracFone cuando a ellos se les tiene que avisar.

“Cuando eso ocurra, examinaremos el asunto y haremos una decisión informada, lo que podría incluir audiencias”.

Pero no todos ven mal el avance Slim Helú, el profesor de la Universidad de California en Los Ángeles, Octavio Pescador aplaudió que el gigante de las telecomunicaciones se haya puesto listo y entrado con un negocio, en un mercado que es muy sesgado.

“Tal vez los que están atrás de estas protestas son quienes querían conseguir estos negocios, y yo lo que veo que entre más competencia, podría ser más benéfico para el consumidor”, comentó.

La oficina de prensa de Simple Mobile no respondió a un llamado de La Opinión para comentar sobre las movilizaciones contra la adquisición.

?>