Avanza plan de construir casino gigante en centro de Miami

El proyecto supera otro obstáculo, luego que las autoridades se negaran a catalogar de histórico el edificio donde se realizaría la construcción

Miami – La construcción de un gran centro de ocio y casinos en el centro de Miami ha superado otro importante obstáculo, después de que las autoridades locales se hayan negado a catalogar de histórico el emblemático inmueble que ocupa el diario The Miami Herald.

Sin embargo, este proyecto aún tiene por delante el obstáculo más complicado de superar: que la legislación del juego en el estado de Florida se flexibilice para permitir la edificación de casinos en el centro de Miami.

El Departamento de Planificación de la ciudad detalló este martes que la Junta de Preservación Histórica de Miami, reunida el lunes, rechazó reconocer como histórico al edificio, inaugurado en 1963, pese a las peticiones de grupos conservacionistas y comerciantes del área.

El año pasado la compañía estadounidense MaClatchy vendió el edificio al grupo malasio a Genting por $236 millones. La intención de este último era construir el mayor casino del mundo en esos privilegiados terrenos, en primera línea de la costa, con vistas a la Bahía Vizcaína y Miami Beach.

El Fideicomiso del Patrimonio Histórico del condado manifestó este martes su decepción por el hecho de que no se haya reconocido “el importante valor cultural, arquitectónico e histórico del edificio”.

“Sería una vergüenza destruir algo que es con seguridad uno de los mayores y más relevantes ejemplos de esa era de la arquitectura”, añadió igualmente la Liga de Medio Ambiente Urbano de Miami.

El grupo malasio planeaba invertir $3,800 millones en la construcción de un centro de ocio y casinos donde se levanta el edificio y en sus alrededores, pero la oposición mostrada por distintos colectivos de la ciudad y la dura legislación en materia de juego le están complicando enormemente el camino.

El proyecto original, llamado Resorts World Miami, incluía la construcción de cuatro hoteles, dos torres de condominios, medio centenar de restaurantes, bares y un centro comercial.

Entre los objetivos del grupo malasio figura también lograr una licencia de juego que le permita abrir un casino en un edificio colindante en proceso de embargo que compró por $206 millones.

El diseño del complejo, obra de la firma de Miami Arquitectónica, estaba inspirado en arrecifes coralinos y la parte central del mismo era una laguna al aire libre, rodeada de arena de playa, con un tamaño equivalente a una docena de piscinas olímpicas.

Sin embargo, la firma reconoció la semana pasada estar revisando su proyecto, para hacerlo más modesto, y haber rebajado sus expectativas con respecto a la obtención a corto plazo de la licencia para operar un casino, por lo que de momento se mantiene a la espera de que los legisladores se pronuncien sobre un proyecto de ley presentado en ese sentido.