Freno a la venta de municiones en California

Senador presenta medida para registrar a compradores de balas

El Senador Kevin de León anuncia su medida que haría compulsorio un permiso para quienes compren municiones.
El Senador Kevin de León anuncia su medida que haría compulsorio un permiso para quienes compren municiones.
Foto: Araceli Martínez / La Opinión

SACRAMENTO, California.?— En la actualidad si usted quiere comprar un arsenal de municiones en California, basta con entrar a una tienda y salir equipado con varias cajas, sin mayores problemas.

Pero esto podría cambiar si se hace ley una medida, presentada el martes por el senador Kevin de León (demócrata de Los Ángeles), que obligaría a quienes quieren comprar municiones para sus armas, a obtener un permiso pagado por un año y emitido por el Departamento de Justicia.

Y para obtener dicho permiso, el aspirante a comprar balas tendría que pasar por un examen de antecedentes penales.

“En California, se requiere un permiso para cazar, para pescar, y hasta para talar un árbol pero no se necesita ni un solo permiso para comprar balas. Así que cualquier pandillero, cualquier criminal, o persona con una enfermedad mental puede comprar todas la balas que quiera y eso se tiene que prohibir”, explicó De León.

“Es ridículo que no se requiera un solo permiso para comprar municiones porque el único propósito de una bala es para cazar o matar un ser humano”, consideró.

En 2010, De León logró que el entonces gobernador Arnold Schwarzenegger le hiciera ley, la medida AB962 que exigía la toma de huellas dactilares y la muestra de una identificación a la hora de comprar municiones. Sin embargo, dicha ley prácticamente murió al ser desafiada en los tribunales por la Asociación Nacional de Rifles (NRA).

Esta vez dice el senador demócrata eso no sucederá. “Voy a cambiar la definición legal y voy a incluir, escopetas, rifles de largo calibre y pistolas. Y pienso sin ser experto legal, que eso, va a parar en seco la batalla legal”.

Al preguntarle si su proyecto de ley, podría ayudar a prevenir tragedias como la Connecticut o Colorado en California respondió: “No quiero presentar esta medida como la panacea a los tiroteos y a la tragedia de niños inocentes pero es un paso proactivo, gigantesco para asegurar que criminales, pandilleros, que gente con problemas muy severos mentales no compren municiones en este estado”, afirmó.

Pero qué pasaría si las municiones se compran por Internet. “Se tendrían que recoger en una tienda y entonces mi medida exigiría que se pague el permiso y se revisen los antecedentes penales para entregar las balas”, subrayó.

Para Sam Paredes, director ejecutivo de la organización de Propietarios de Armas de California (Gun Owners of California), el proyecto de ley de De León es “absolutamente una pérdida de esfuerzo, atención y dinero”.

“La gente loca, endemoniada va a manejar a Arizona, Reno [Nevada) u otros estados para comprar todas las municiones que quieren y van a regresar aquí a usarlas, sin romper ninguna ley”, indicó.

Además se requeriría un sistema computacional para manejar los permisos, más grande que la del Departamento de Motores y Vehículos (DMV).

Así que si se convierte en ley esta medida, sólo afectaría a los ciudadanos que cumplen con la ley, opinó. Y advirtió que estarían listos para desafiarla en los tribunales.

El jefe de la policía de Sacramento, Rick Braziel, comentó que la capital del estado ha probado a través de una ordenanza local, que al revisar el historial criminal de los compradores de municiones, las mantienen fuera de las manos de los criminales.