El plan de Asad es ‘sectario’

Brahimi lo califica de 'parcial' para lograr acuerdo de paz
El plan de Asad es ‘sectario’
Una niña refugiada siria camina por el barro, en el campamento de Zattar, en Mafraq, Jordania, ayer.
Foto: EFE

LONDRES, Reino Unido (EFE).— El representante especial conjunto para Siria, Lajdar Brahimi, consideró ayer “sectario” y “parcial” el reciente discurso del presidente sirio, Bachar al Asad, en que expuso un plan para un acuerdo político en su país.

En declaraciones a la cadena pública británica BBC, Brahimi dijo que la propuesta de Asad “es una repetición de iniciativas previas que no han funcionado”.

“Lo que se ha dicho en esta ocasión no es diferente, es incluso más sectario y parcial”, valoró el emisario de la ONU.

Brahimi aseguró que, en una reunión con el mandatario sirio días antes del discurso, pronunciado el 6 de enero, le instó a aprovechar su intervención para proponer “algo diferente” que permitiera avanzar en la resolución del conflicto en ese país.

Tras expresar su decepción por lo anunciado por Asad, que descartó cualquier entendimiento con los grupos de oposición, el enviado de la ONU señaló que “lo que se necesita es llegar a todos, reconocer que hay un problema serio entre los sirios”.

“Las reformas concedidas de forma magnánima desde arriba son cosa del pasado, la gente ahora quiere opinar sobre cómo se le gobierna”, incidió Brahimi, quien consideró “un poco largo” el dominio de 40 años que ha ejercido en Siria la familia Al Asad.

“Asad podría tomar el liderazgo en la respuesta a las aspiraciones de su pueblo, en lugar de resistirlo”, insistió el diplomático.

En su discurso del pasado domingo, el primero desde agosto de 2012, Al Asad presentó un plan de tres fases para un acuerdo político en Siria, que fue rechazado por la oposición y por la comunidad internacional.

Para la primera fase, exigió que cese el suministro de armas y el apoyo financiero a los “terroristas” (como el régimen sirio denomina a los grupos armados de oposición), tras lo cual el Ejército sirio detendría sus operaciones para permitir el regreso de los desplazados.

Una vez alcanzado un mecanismo para aplicar el cese de la violencia, se convocaría una conferencia global que abriría la segunda fase de la hoja de ruta, en la que se prevé un diálogo nacional, la elaboración de una nueva Constitución y la formación de un amplio Gobierno de consenso.

Ese nuevo Ejecutivo, según Asad, prepararía las elecciones parlamentarias, que darían paso a la tercera fase, en la que se concedería una amnistía general y comenzaría a rehabilitarse la infraestructura dañada en el país.

La situación en Siria centrará la reunión que Lajdar Brahimi celebrará este viernes en la sede de la ONU de Ginebra con el viceministro ruso de Exteriores, Mijaíl Bogdánov, y el vicesecretario estadounidense de Estado, William Burns.