Urge elevar tope de deuda Obama urge elevar tope de deuda y evitar ‘herida autoinfligida en la economía’

El presidente ofreció la última conferencia de prensa de su primer mandato
Urge elevar tope de deuda Obama urge elevar tope de deuda y evitar ‘herida autoinfligida en la economía’
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, subrayó que EEUU no puede saltar de una crisis a otra.
Foto: EFE

WASHINGTON, D. C. (EFE).— El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó ayer a los republicanos del Congreso a que actúen de “forma responsable” y autoricen elevar el tope de la deuda nacional, un asunto que él considera no negociable para evitar el caos en los mercados financieros o una nueva recesión en 2013.

Durante su última rueda de prensa de su primer mandato, convocada ayer por sorpresa, Obama dejó claro que no permitirá que los republicanos supediten el diálogo para elevar el techo de la deuda de 16.4 billones de dólares a los recortes al gasto público.

“El techo de la deuda no es una cuestión de autorizar más gastos (…) simplemente permite que el país pague los gastos a los que el Congreso ya se ha comprometido”, explicó el mandatario a seis días de su investidura para un segundo mandato.

“Los republicanos en el Congreso tienen dos opciones acá- pueden actuar de forma responsable y pagar sus cuentas, o pueden actuar de forma irresponsable”, subrayó. Estados Unidos no es una nación “morosa”, pero “las consecuencias de no pagar nuestras facturas serían desastrosas” y conformarían una “herida autoinfligida en la economía”, advirtió.

Citó como ejemplo la posible demora en el desembolso de los beneficios del Seguro Social para los ancianos y en ayudas para los veteranos, o la posibilidad de una nueva recesión.

En el encuentro, en el que contestó siete preguntas, Obama abogó por un mayor control de las armas de fuego y una reforma migratoria, pero se centró en las batallas políticas que se avecinan para elevar el techo de la deuda y recortar el gasto público para reducir el déficit.

Al señalar que EEUU no pueda saltar de una crisis a otra, Obama reiteró que la reducción del déficit no se consigue únicamente a través de recortes fiscales y que el Congreso debe buscar una respuesta “equilibrada” al problema. Las declaraciones de Obama aumentan las presiones sobre el Congreso que, antes de abril próximo, tendrá sobre la mesa tres asuntos igual de apremiantes: evitar una mora de pagos, negociar los recortes fiscales y aprobar los fondos para financiar las operaciones del Gobierno más allá del próximo 27 de marzo.

El pacto fiscal que aprobó el Congreso a principios de mes, tras duros enfrentamientos con el Ejecutivo, renovó de forma permanente los recortes de impuestos a los ingresos instituidos durante la presidencia de George W. Bush, pero postergó hasta marzo las negociaciones sobre el gasto público.

Obama dijo que los republicanos no deben jugar con el crédito de EEUU y que “deben decidir pronto porque el tiempo se acaba”.

En las postrimerías de su primer mandato Obama aseguró que continuará la diversidad en su Gabinete ante críticas de que hasta ahora los nuevos nombramientos para el segundo mandato son todos hombres blancos.