Barsa en problemas

Málaga arrebata igualada en los cuartos de final de Copa del Rey
Barsa en problemas
El astro argentino Lionel Messi mostró sus cuatro Balones de Oro a la afición blaugrana antes de que iniciara el duelo de ayer en la cancha del Camp Nou, en el que Barcelona empató con Málaga en la Copa del Rey.
Foto: AP

BARCELONA, España (EFE).— Un gol de Ignacio Camacho en el 89′, obligará al Barcelona a ganar, o a igualar por más de dos goles, en La Rosaleda la próxima semana, si quiere clasificarse para las semifinales de la Copa del Rey, después de empatar ayer 2-2 en el Camp Nou ante el Málaga.

El conjunto del chileno Manuel Pellegrini estuvo a merced de los azulgranas en la primera mitad, pero hizo méritos para no salir derrotado pese a jugar el último cuarto de hora con uno menos por la expulsión de Nacho Monreal al 75′.

El inicio del partido fue de dominio total por parte de Barcelona al crear varias ocasiones peligrosas con Thiago, Alexis, y Messi.

Sin embargo, una temeraria cesión de Pinto a Thiago, que se dejó robar la balón a por el chileno Manuel Iturra, hizo trizas el guión azulgrana a los 25 minutos del inicio.

Fue un regalo inesperado que al Barcelona le costó el 0-1 y del que el Málaga, hasta entonces inédito en ataque, solo pudo disfrutar cuatro minutos, el tiempo que Messi necesitó para poner las cosas de nuevo en su sitio.

El mejor jugador del mundo se fabricó él mismo el gol del empate, arrancando desde su propio campo, sorteando adversarios por el carril derecho, perdiendo el balón y volviéndolo a recuperar para batir por a Kameni.

En la jugada siguiente, un cabezazo de Puyol puso delante al Barsa en el marcador.

El partido se puso entonces bonito, porque el Málaga, hasta entonces narcotizado por el juego combativo los azulgranas, decidió plantarle cara.

Pellegrini aprovechó el descanso para mover el banquillo y hacer ajustes pero el cuadro local siguió mostrando superioridad.

Málaga aguantó con serenidad los embates del Barcelona y el envite, con Camacho y el omnipresente Iturra trabajando a destajo en la medular y en el penúltimo minuto del tiempo Camacho remató gol un centro de tiro libre.

Con el empate, los aficionados en el Campo Nou se quedaron fríos en la ya de por sí gélida noche.

El técnico del Málaga, Manuel Pellegrini, aseguró tras el empate que su equipo fue claramente superior al Barcelona en el segundo tiempo.

El entrenador dijo que la eliminatoria está abierta pero que ante un equipo como el Barsa no se puede decir que sean favoritos para el encuentro de vuelta en la Rosaleda.

Por su parte, el entrenador del Barcelona, Tito Vilanova, se mostró satisfecho por el juego de su equipo y manifestó que a pesar del empate podrían haber sentenciado la eliminatoria en la primera mitad.