Aguirre pide no bajar la guardia

DT del Espanyol sabe que jugadores no deben relajarse ante el Zaragoza

Guía de Regalos

Aguirre pide no bajar la guardia
Javier Aguirre tiene al Españyol en franca mejoría.
Foto: MEXSPORT

BARCELONA, España (EFE).— El entrenador del Espanyol, Javier Aguirre, confesó que el equipo se ha quitado cierta presión de encima al verse fuera de los puestos de descenso en la clasificación.

A pesar de esto, el técnico mexicano pidió a sus jugadores no relajarse.

“Si bajas la guardia te puedes llevar un susto y otra vez a sufrir”, advirtió.

Aguirre señaló que no piensa cambiar la receta que hasta el momento le ha funcionado como entrenador en la Liga Española.

“Tengamos muchos o pocos puntos jugaremos con intensidad. Un grupo que yo dirija nunca puede actuar de forma pasiva porque sino eres vulnerable y cualquier equipo de la Liga Española te puede meter mano”, explicó.

Sobre una de sus asignaturas pendientes, ganar fuera de casa, el entrenador reconoció que deben mejorar en ese aspecto.

“Tenemos una deuda a domicilio, queremos sacar los tres puntos como visitantes porque cada vez queda menos Liga”, apuntó.

En este sentido, la última victoria catalana fuera fue el pasado 4 de noviembre, ante la Real Sociedad por marcador de 1-0.

En lo futbolístico, la ausencia por sanción del centrocampista Joan Verdú, es la principal preocupación del técnico para su partido de hoy frente al Zaragoza.

“No tenemos otro jugador con sus características y lo vamos a extrañar porque es nuestro capitán y es muy importante en el vestuario”, dijo el estratega.

El mexicano hablo sobre su regreso a Zaragoza, equipo del que fue técnico en la temporada 2010-11.

“En La Romareda me dieron la oportunidad de reengancharme al futbol español tras ser seleccionador de México. Fue un año intenso y tengo un buen recuerdo, pero ahora me debo a los colores del Espanyol”, comentó.

El parón navideño le sentó fatal al Real Zaragoza, que cuenta por derrotas sus partidos de la Liga española en el 2013 y ahora suspira por lograr sus primeros puntos frente a un Espanyol en alza.

Los 22 puntos acumulados en las 17 primeras jornadas presagiaban un 2013 relativamente tranquilo, pero la sequía en la que se han visto sumidos los zaragocistas en el mes de enero que ha estado lleno de lesiones y sanciones.

El equipo de Manolo Jiménez precisa con urgencia la llegada de algunos nuevos jugadores en el mercado de invierno y hasta el momento tan solo ha fichado al lateral cordobés José Manuel Fernández.

Zaragoza está a la espera que lleguen como mínimo dos delanteros y también alguna incorporación para la línea defensiva.

Las bajas de Antonio Galdeano y Glenn Loovens, ambos por lesión muscular y con bastante más de un mes por delante para su vuelta al terreno de juego, han dejado al cuadro zaragocista con todas las luces de emergencia encendidas.

Por su parte, el Espanyol, colocado ya a tres puntos de los puestos de descenso de la clasificación, espera seguir la escalada hacia la salvación ante el Zaragoza.

La plantilla catalana destaca su mejoría, pero asume que el camino hacia la permanencia es largo y complejo.

Según los cálculos del propio equipo, necesitan ganar ocho partidos para lograr su meta.

La afición apoyará a los suyos para este objetivo por lo que unos mil seguidores se desplazarán a Zaragoza.

El entrenador blanquiazul, Javier Aguirre, podrá contar con el centrocampista Víctor Sánchez, recuperado del talón derecho, y con el delantero hispano-uruguayo Cristhian Stuani, que ya ha superado lass molestias que sufría en la pierna derecha.

En cuanto a las bajas, el preparador mexicano ha dejado fuera de la convocatoria, por decisión técnica, al extremo portugués Rui Fonte y al mediocentro Sergio Tejera.

Los antecedentes recientes entre ambos conjuntos son favorables al Zaragoza.

De las últimas 10 visitas a La Romareda, el conjunto blanquiazul suma sólo dos victorias y ha rescatado un total de cuatro empates.