Se atrinchera con niño rehén

El sospechoso abordó un autobús escolar lleno y mató al conductor
Se atrinchera con niño rehén
Agentes de policía y del FBI permanecían en alerta ayer en una unidad móvil cerca del sospechoso.
Foto: AP

MIDLAND CITY, Alabama.— Un tenso enfrentamiento entró ayer en su segundo día mientras que la policía negociaba con un hombre sospechoso de abordar un autobús escolar lleno, matar a tiros al conductor y llevarse al azar a un niño de cinco años a un búnker rural.

Varios vecinos identificaron al sospechoso como Jimmy Lee Dykes, un chofer retirado de camiones que se mudó hace más de un año al vecindario de Alabama, al que se llega por una carretera de arcilla roja. No pasó mucho tiempo antes de ganarse la preocupante reputación de ser una persona volátil con puntos de vista antigubernamentales que amenazaba a los vecinos con armas de fuego y era implacable con las mascotas de los alrededores.

Se informó que Dykes y el menor están atrincherados en un refugio estilo búnker en la propiedad del hombre, que tiene electricidad, alimentos y televisión.

Decenas de carros de la policía y agentes del FBI bloqueaban ayer la entrada a la carretera de arcilla. Cerca había estacionada por lo menos una ambulancia. Las casas de la zona fueron evacuadas después de que las autoridades encontraran lo que creyeron que era una bomba en la propiedad. Negociadores de la policía han tratado de que el hombre libere al niño sano y salvo.

“Hasta donde sabemos, no tienen ninguna relación. El hombre sólo quería un niño para tenerlo de rehén”, dijo Michael Senn, un pastor que ayudó a confortar a menores traumatizados después de los hechos.

La situación permaneció sin cambios durante horas mientras los negociadores seguían hablando con el hombre, informó en una conferencia de prensa el miércoles ya tarde Charles Dysart, agente de la Policía Estatal de Alabama. Anteriormente, el jefe de Policía Wally Olson dijo que las autoridades “no tenían razones para creer que le ha hecho daño al niño”.

Las autoridades no ofrecieron detalles de la situación y no está claro si Dykes ha hecho alguna exigencia. El enfrentamiento comenzó el martes por la tarde al terminar las clases.