Dispararon decenas de veces contra latinas

Emma Hernández, de 71 años de edad, una de las dos mujeres que estaba en un vehículo que fue ametrallado por agentes de la policía por creer que podría tratarse del prófugo Christopher Dorner, permanecía en la sala de cuidados intensivos del Hospital Harbor UCLA.
Dispararon decenas de veces contra latinas
En el Centro Médico de UCLA están internadas las dos mujeres que fueron heridas de bala por agentes de LAPD.
Foto: La Opinión - Ciro Cesar

Emma Hernández, de 71 años de edad, una de las dos mujeres que estaba en un vehículo que fue ametrallado por agentes de la policía por creer que podría tratarse del prófugo Christopher Dorner, permanecía ayer en la sala de cuidados intensivos del Hospital Harbor UCLA.

El abogado Glen T. Jonas, que representa a Hernández y a su hija Margie Carranza, de 47, dijo que Hernández enfrenta un lento y doloroso proceso de recuperación de dos impactos de bala que recibió en la espalda el pasado jueves a las 5:13 am, cuando repartía periódicos.

“Ellas son dos latinas trabajadoras que como muchas personas hacen lo que pueden para sobrevivir? ellas repartían el periódico cuando fueron balaceadas, sin siquiera intentar averiguar quién estaba en el vehículo”, dijo Jonas.

“Este no es un caso de discriminación racial. Este es un caso en donde se rompieron los protocolos de procedimiento policial”, agregó el abogado.

Los agentes de la unidad de protección personal de la estación de Hollywood asignados a cuidar la casa de uno de los policías mencionados en el Manifesto de Dorner, dispararon más de 20 balas en contra del vehículo de las mujeres.

Los vecinos confirmaron que estas mujeres repartían periódicos con las luces bajas (tenues) para no molestar la tranquilidad de los residentes a esa hora de la mañana.

Charlie Beck, jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), dijo que los policías que custodiaban a su compañero amenazado confundieron el vehículo con el de Dorner.

“Desgraciadamente se trató de un caso de equivocación de identidad”, dijo Beck, agregando que el incidente está bajo investigación.

Dorner tenía un Nissan Titan color gris que fue encontrado el jueves por la mañana en Big Bear, San Bernardino. Mientras que las repartidoras de periódico tenían un pick up azul de otra marca.

Según los relatos de los vecinos, desde el miércoles en la noche, la cuadra 19500 de la avenida Redbeam tenía presencia policial.

Stephany Lee, quien vive en la misma cuadra a donde sucedió el incidente, dijo que jamás se imaginó que serían los policias quienes pondrían en peligro la seguridad pública al disparar en contra de las personas que reparten el periódico.

“Es muy triste lo que sucedió. Yo sé que es un incidente aislado y que en realidad ellos estaban tratando de proteger a su compañero policía”, dijo Lee.

Muchos vecinos ayer hacían un recuento de danos a sus vehículos u otras propiedades que recibieron impacto de balas. Aún no se sabe cuántas balas fueron disparadas por los policías.

“Este incidente nos preocupa mucho? cómo van a confundir a dos mujeres por un hombre negro de 200 libras (de peso). Es ridículo lo que hicieron. Me preocupa la actitud de los policías y el miedo que tienen”, agregó Kenny Miller residente de la zona.

El abogado de las mujeres ha llevado a juicio y ha ganado demandas en contra del LAPD, Sheriff y otras agencias del orden.

Entre los casos de alto perfil que llevó a juicio y ganó demandas millonarias por fuerza policial excesiva y daños punitivos están: 6 millones de dólares para un chofer de autobús que fue golpeado por agentes del Departamento del Sheriff; 4.5 millones por brutalidad policial en contra de la policía de Bell; y, un acuerdo judicial de un millón de dólares por un caso de corrupción y brutalidad en la policía de Hawthorne.

Jonas acotó que los policías utilizaron fuerza letal sin averiguar quién estaba en el vehículo y sin darle a las mujeres la oportunidad de identificarse.