Dorner estaría ya en México

Documento indica que es 'probable' que prófugo Dorner haya eludido a policía
Dorner estaría ya en México
La cacería del prófugo Christopher Dorner, sospechoso de tres asesinatos, inició la semana pasada.
Foto: EFE

Las autoridades federales piensan que Christopher Dorner, el expolicía acusado de matar a tres personas y que ha sido el enfoque de una cacería masiva desde la semana pasada, pudo haber huído a México con la ayuda de un cómplice, según indican récords presentados en un tribunal federal.

El periódico Los Angeles Times reportó ayer de la existencia de un documento, presentado la semana pasada en una corte federal, en el que un Alguacil Federal explica porque es “probable” que Dorner haya esquivado a las autoridades y se encuentre ya al sur de la frontera.

En el documento, el Aguacil ofrece detalles sobre las actividades de Dorner desde que se descubrieron los cuerpos de dos personas asesinadas en Irvine el 3 de febrero.

Dorner, de 33 años, ha eludido a las autoridades desde que fue declarado sospechoso de ese crimen el miércoles pasado.

El documento detalla que, tras supuestamente haberle disparado a policías en Corona y Riverisde en la madrugada del jueves, Dorner intentó robar un bote en San Diego y le dijo al dueño que lo podía recuperar en México. Poco después, los documentos de Dorner fueron hallados cerca de la frontera.

El documento también señala que las autoridades le seguían la pista a un asociado de Dorner, a quien identifican solamente por las siglas J.Y. y cuya familia tiene residencia en Arrow Bear, cerca del sector en el Condado de San Bernardino donde las autoridades encontraron la camioneta quemada de Dorner el jueves.

Ese día, el sujeto J.Y. fue divisado por las autoridades en Costa Mesa.

No obstante, autoridades federales dijeron al Times que no están seguros del paradero de Dorner y que este podría todavía estar en California.

La búsqueda del fugitivo continúaba ayer un día después del anuncio de una recompensa de un millón de dólares a quien de información de su paradero y que ha generado más de 800 pistas, según la policía.

“Todas serán analizadas de acuerdo con el tipo de información que contengan”, dijo ayer el teninete Andy Neiman, del Departamento de Policía de Los Angeles (LAPD), durante una conferencia de prensa

Dorner es buscado por los homicidos de Mónica Quan, su prometido Keith Lawrence y el oficial de policía de Torrance Michael Crain.

Ayer, la oficina de Fiscal de Distrito del Condado de Riverside presentó cargos contra Dorner por los atentados a tres oficiales de policía, uno de los cuales resultó en el homicidio del oficia Crain. La identidad de los otros oficiales no ha sido revelada por cuestiones de seguridad.

El fiscal Paul Zellerbach informó en rueda de prensa que Dorner es elegible para la pena de la muerte y su arresto no contempla libertad bajo fianza.

Neiman informó que los investigadores han estado en contacto con con la madre y hermana de Dorner , quienes hasta el momento han cooperado con las autoridades.

A la búsqueda se han sumado agentes del FBI, del Departamento de Aguaciles de EEUU y los departamentos de policía de Irvine, Torrance el condado de Orange y Riverside, así como equipos de Armas y Tácticas Especiales (SWAT). Si bien el equipo ha disminuido su presencia en Big Bear, donde fue encontrada la camioneta de Dorner, las autoridades aún consideran el lugar como “una pieza crítica en la investigación” e insisten que seguirán revisando cada rincón del lugar.

La Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) intensificó las inspecciones en las garitas de San Ysidro y San Diego, en la frontera con Tijuana, México. Agentes estatales de Baja California, encargados de buscar fugitivos norteamericanos también recibieron fotos de Dorner para poder identificarlo. La medida ha provocado largas demoras para cruzar la frontera.

Por otro lado, el jefe de LAPD Charlie Beck indicó que el departamento abriría el caso que determinó el despido de Dorner, no para tranquilizar al expolicía, sino para que el público conozca la situación, y admitió estar preocupado por la imagen de la policía local

“Hemos trabajado muchos años para mejorar nuestra imagen y tratamos de ser lo más transparente posible”, dijo.

Dorner fue despedido del LAPD en 2008, luego de acusar a Teresa Evans, la oficial que lo estaba entrenando, de patear en la cara y el hombro a Christopher Gettler, un hombre con historia de problemas mentales. Según Dorner, Evans le pidió que no incluyera las patadas en el reporte policial.

Según transcripciones del panel compuesto por dos capitanes del LAPD y un abogado de defensa criminal que investigó el caso, Richard Gettler, padre de Christopher, había confirmado la historia de Dorner, pero decidió no llamar a la policía debido al estado mental de su hijo.

Según información obtenida por el Times, el Juez de la Corte Superior de Los Ángeles David Yaffe no pudo determinar si Evans había pateado o no a Gettler, pero optó por mantener la decisión del LAPD de despedir a Dorner.