La primera mujer al volante, conoce su historia

Bertha Benz fue la primera mujer en la historia en conducir un auto de motor, se trataba de un triciclo de un solo cilindro
Sigue a La Opinión en Facebook
La primera mujer al volante, conoce su historia
Bertha Benz condujo un triciclo con motor de un clindro, que inventó su esposo
Foto: Archivo

Sin que su marido se entere, Bertha Benz en compañía de sus dos hijos Eugen y Richard, y sin saber que iba a hacer historia, emprendió su viaje publicitario a primera hora de la mañana, de un día del mes de agosto de 1888. Condujo un carro de tres ruedas desde Mannheim hasta Pforzheim. Iba a ser la primera mujer al volante en la historia.

El auto se trataba de un triciclo con motor de un cilindro cuya potencia de 0.88 caballos de vapor le permitiía alcanzar en terreno llano la increíble velocidad de ¡16 km por hora! ¿El motivo de su viaje ? Mostrar al mundo las ventajas del invento de su esposo.

Al atardecer, el osado trío llega sano y salvo a su destino y envía un telegrama a Karl Benz para comunicarle que el primer viaje de larga distancia con su auto a motor ha sido un éxito. El acontecimiento, sensacional para la época se divulga rápidamente. Una mujer y dos chicos en un auto que avanza sin caballos que tiren de él, silbando y resoplando, eso sólo puede ser obra del diablo según algunos.

Pero Bertha Benz conisguió su objetivo. Los críticos han quedado convencidos de la fiabilidad del invento, y el carro a motor Benz, patentado por su marido está en boca de todo el mundo.

No cabe duda de que sin la intervención y el arrojo de Bertha Benz, el automóvil lo hubiera tenido un poco más difícil en su viaje hacia el futuro. Fue uno de los grandes logros de una mujer para la época.

Sin duda, es dificil pensar hoy en un viaje de 100 km como si fuese una aventura pero, si pensamos en que no había estaciones de servicio, ni talleres de reparación, ni repuestos, será más sencillo evaluar la importancia del hecho. El pueblo de Wiesloch les sirvió de punto de abastecimiento. Sin duda el boticario del pueblo debió quedar pasmado cuando le pidieron agua y le compraron bencina para el motor del extrañísimo vehículo.

La siguiente parada fue en Bretten, tuvieron que empujar el auto en el ascenso hacia Bauschlott, donde un zapatero suministró el cuero de repuesto para los frenos. Llegaron a Pforzheim de noche sanos y salvos. El carro no tenía luces.

Como final de la historia, valga comentar que Herr Benz no se enojó por la “fuga” sino que más bien estuvo muy satisfecho de la proeza realizada por su esposa e hijos.

Finalmente, más allá de los comentarios malintencionados de muchos varones, queda claro que el primer viaje largo en un auto con motor, fue una proeza femenina. Para muchos historiadores el primer viaje largo en auto, fue una aventura llevada a cabo por una mujer.

Bertha Benz muere el 5 de mayo de 1944, dos días después de haber cumplido 95 años, en la localidad badense de Ladenburg, último lugar de residencia de la familia. Fue una heroína olvidada de nuestro siglo.