Jefe opositor en zonas de Alepo

La insurgencia logra avances estratégicos importantes en la disputada región norte de Siria; Al Asad fustiga a Occidente
Jefe opositor  en zonas de Alepo
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el enviado especial de la Liga Árabe para Siria, Ladjar Brahimi, quieren facilitar el diálogo entre el Gobierno y la oposición.
Foto: Notimex

BEIRUT, Líbano (Servicios de La Opinión).— El jefe de la oposición siria visitó por primera vez ayer domingo suburbios de la asediada ciudad de Alepo, en momentos en que la insurgencia, que pretende derrocar al presidente Bashar al Asad, lograba avances estratégicos importantes en la disputada región norte del país.

Asad, en tanto, fustigó a Occidente por enviar asistencia a quienes intentan derrocarlo y respondió virulentamente al anuncio que hizo esta semana el secretario de Estado norteamericano John Kerry de que Estados Unidos proveerá directamente, por primera vez, asistencia médica y de otro tipo no letal a los combatientes además de 60 millones de dólares a la oposición política de Siria.

Alepo, la ciudad más grande de Siria, ha sido un frente de importancia en los casi dos años que ha durado el conflicto armado. Las operaciones militares tanto de las fuerzas del Gobierno y la insurgencia se estancaron desde julio en la ciudad.

Mouaz al-Khatib se reunió ayer domingo con sirios que viven en los dos suburbios de Manbah y Jarablus, en poder de los rebeldes en las afueras de Alepo, se dijo en un comunicado. La visita de Al-Khatib a Manbah y Jarablus —la primera desde que fue nombrado a finales de 2012 líder de la Coalición Nacional Siria— tuvo como propósito conocer las condiciones de vida de los habitantes en ambos lugares.

Sin embargo, con este recorrido, Al-Khatib al parecer pretende incrementar la imagen de su corriente entre los civiles y combatientes, muchos de los cuales consideran irrelevante y distante de la realidad siria a la dirección política en el exilio, la cual tiene respaldo de Occidente.

Las zonas a lo largo de la frontera norte de Siria con Turquía están principalmente bajo control de brigadas rivales y unidades de combatientes que actúan de manera autónoma y no tienen vínculos con la oposición política.

La insurgencia también irrumpió en una prisión central en la ciudad de Raqqa y capturó el paso fronterizo de Rabiya en el este, a lo largo de la frontera de Siria con Irak, dijayer domingo a decenas de presos, entre ellos 18 detenidos por motivos políticos, tras tomar el control de la cárcel central de la ciudad de Al Reqa, en la provincia del mismo nombre, fronteriza con Turquía, según el OSDH.

Las fuerzas del régimen se retiraron de esta cárcel después de varios días de enfrentamientos contra los rebeldes, entre los cuales figuran miembros del radical Frente al Nusra.

Los rebeldes también tomaron el control de una brigada de defensa siria en la aldea de Yombla, en la frontera con los Altos del Golán, ocupados por Israel, tras combates en los que murieron ocho insurgentes y decenas de soldados del régimen.

Esta es la primera visita de Al Jatib a territorio sirio desde que fue elegido presidente de la Coalición Nacional de Fuerzas Revolucionarias y de Oposición Siria (CNFROS) el pasado 11 de noviembre, día en el que fue creada la alianza en Doha.

El líder opositor presentó hace un mes un plan en el que proponía entablar conversaciones con el vicepresidente sirio, Faruq Al Shara, con el fin de lograr la salida del régimen de Al Asad y el fin del conflicto.

Por su parte, las autoridades iraquíes han cerrado el paso de Rabia, fronterizo con Siria, y han impuesto el toque de queda en la zona, que del lado sirio está controlada por los rebeldes, informó ayer una fuente del Ministerio del Interior iraquí.

Estas medidas fueron adoptadas el pasado jueves después de los combates registrados entre los rebeldes y el ejército sirio por el control de Rabia, que en el lado sirio recibe el nombre de Al Yarbia. Las fuentes explicaron que el cruce ha sido bloqueado con muros de hormigón ante el temor de que se infiltren personas y que la violencia se extienda al lado iraquí de la frontera.

Ayer, una fuente de los servicios de seguridad de Irak informó a Efe de que el Ejército Libre Sirio (ELS) había retomado el control de Al Yarbia, en la frontera con la provincia iraquí de Nínive.