Absuelven a policía de Anaheim por muerte de latino

El agente del Departamento de Policía de Anaheim (APD) que el 21 de julio de 2012 mató a Manuel Díaz en el barrio de Anna Drive, fue absuelto por un tribunal
Absuelven a policía de Anaheim por muerte de latino
Un homenaje en memoria de Manuel Díaz es visto en esta foto tomada el 25 de julio de 2012, en Anaheim.
Foto: Archivo / AP

La Fiscalía del Condado de Orange absolvió hoy al agente del Departamento de Policía de Anaheim (APD) que el 21 de julio de 2012 mató a Manuel Díaz en el barrio de Anna Drive, donde opera la pandilla East Side.

El reporte de la investigación en 20 hojas, dado a conocer hoy, concluye que el oficial Nicholas Bennallack actuó de manera razonable en el uso de la fuerza ante las circunstancias que se presentaron.

La muerte de Manuel Díaz, de 24 años de edad, desató manifestaciones del 21 al 24 de julio de 2012 en la ciudad de Anaheim. Al cuarto día las protestas se convirtieron en disturbios y fue necesaria la intervención de equipos antimotines.

Si un jurado analizara los hechos, expone la conclusión del informe de la Fiscalía de Orange, encontraría que el oficial Bennallack fue sensato en el uso de la fuerza, y por ello han decidido no enjuiciarlo.

El inicidente, recalca, ocurrió en unos cuantos segundos de principio a fin, y se convirtió en situación peligrosa para los policías.

Cuando Manuel Díaz corría hacia el cerco norte y alzaba sus manos desde su cintura, señala el documento, el oficial Bennallack no tenía una visión clara del objeto (teléfono celular) en las manos del sospechoso.

Esa situación habría puesto al policía en un predicamento de “hacerlo o morir”, indica el reporte.

“Si hubiera esperado para ver exactamente lo que Díaz tenía en las manos y lo que intentaba hacer con el objeto, el oficial Bennallack hubiera puesto su vida en riesgo”, señala la investigación.

“Es nuestra opinión legal que la evidencia no sostiene culpabilidad criminal por parte del oficial Bennallack y que hay evidencia significativa de que las acciones del oficial fueron razonables y justificadas”, concluye.

La investigación de la Fiscalía confirma también que la víctima recibió dos balazos, uno en la cabeza y el otro en una nalga. Además, destaca el historial criminal de Manuel Díaz, de quien dice era un pandillero y que ya había pasado tiempo en prisión por drogas y por posesión de arma de fuego en una escuela.