Está en vilo el caso Bell

Estilo del balazo de la nota

La jueza  Kathleen Kennedy anuló los últimos cargos del juicio  que presidió en el caso   contra seis exfuncionarios de Bell.
La jueza Kathleen Kennedy anuló los últimos cargos del juicio que presidió en el caso contra seis exfuncionarios de Bell.
Foto: AP

Mientras la fiscalía guarda silencio sobre la anulación de 42 cargos en el juicio por corrupción en Bell, la defensa trata de localizar al jurado para probar que hubo coacción al emitir un fallo de culpabilidad y apelar ese veredicto.

“Necesitamos saber qué ocurrió en ese cuarto del jurado y si hubo mala conducta”, dijo Shepherd Kopp, abogado de la exconcejala Teresa Jacobo, uno de los cinco acusados que, según expertos legales, se beneficiaron por la declaración de juicio nulo derivada de un impase.

La jueza Kathleen Kennedy tomó esa decisión luego de recibir una serie de notas sobre agresiones en las deliberaciones y dudas acerca de la sentencia de culpabilidad.

Ahora los abogados de los “Cinco de Bell”, el grupo de exfuncionarios que se elevó el salario a casi 100,000 dólares anuales, intentan derribar por completo el caso.

La defensa argumenta que hubo presión para hundir al exalcalde Ósar Hernández y los exconcejales Jacobo, George Mirabal, George Cole y Víctor Bello en 21 cargos relacionados con su participación en la Autoridad de Desechos Sólidos. Sólo fue exonerado Luis Artiga.

Un integrante del jurado reveló a la prensa que la tensión dentro del grupo subió en los últimos días.

“No entendemos por qué el jurado se confundió tanto”, dijo Denisse Rodarte, vocera de la Asociación para Detener el Abuso en Bell (BASTA).

Ella cree que el fiscal no usó la mejor estrategia.

La Procuraduría del condado no ha revelado si planea volver a presentar los cargos. La sentencia de la jueza se emitirá el 23 de abril. “Debido a que el caso sigue pendiente no podemos opinar”, señaló su vocera Jane Robison.

No está claro si la nulidad afectaría al juicio que proximamente se realizará contra el exadministrador de la ciudad Robert Rizzo. A él se le imputan 69 cargos de corrupción, entre éstos malversación de fondos públicos. Ayer, su abogado, James Spertus, no estuvo disponible para una entrevista.

Rodarte recomendó a los fiscales prepararse mejor para dicho proceso judicial. “Rizzo tiene que ir a la cárcel, él hizo mucho más que los concejales”, señaló.

Para el abogado James E. Blancarte no todo está perdido para la fiscalía, mencionando el juicio contra el productor musical Phil Spector, que en 2009 fue condenado a 19 años de cárcel por homicidio, luego que el juez anulara los cargos por el impase del jurado y que se entablaran nuevas acusaciones. “Eso puede pasar en este caso”.